Hemos hablado mucho sobre los nuevos coches del WRC 2017; están llamados a traer espectáculo, a ser rápidos y alucinantes, a revitalizar la especialidad… Todos los equipos oficiales están preparando el suyo. Pero, ¿qué hay detrás de ellos? ¿Qué ocurre con los vehículos que emplearán los pilotos privados, por ejemplo (no podrán optar a uno de los nuevos WRC, recuerda)? Éste es el panorama que dibuja autosport.com

Los WRC actuales y los de los pilotos privados

La FIA (Federación Internacional de Automovilismo) ha confirmado que no creará una categoría especial para los pilotos privados en el Mundial de Rallyes 2017, a pesar del creciente apoyo a un título para “independientes” al volante de los WRC actuales. El organismo ha aludido a un posible choque con los WRC2 -apartado que permanecerá invariable; es decir, con toda la maquinaria R5 encabezándolo- como principal razón para ello.

Como de costumbre, el problema está en que quieren lo mejor de los dos mundos, pero no saben cómo hacerlo. Desean ver a los privados en los vehículos de la máxima categoría, aunque sin menoscabo de los rentables R5, que son legión. Y ahí viene el lío. “Encontraremos una solución”, dice Jarmo Mahonen, director de rallys de la FIA. Pero admite que, por ahora, el organismo no puede impedir que haya inscritos con los coches de 2016 (sólo los equipos oficiales podrán participar con los WRC 2017 y sus pilotos tendrán que contar con la aprobación de la FIA para estar al volante). Sin embargo, anuncia que no podrán seguir homologándolos más allá de 2018. Como apuntan algunos responsables de formaciones privadas, en ese momento no habrá ninguna opción que sirva de puente entre los R5 y los nuevos WRC. Y el salto es enorme…

Los coches de la categoría Junior

Otro caballo de batalla es la categoría Junior, que existe tanto en el Mundial de Rallyes como en el ERC. En el primero, los Citroën DS3 R3, que tienen un certamen separado, se solapan con los coches del campeonato WRC3, donde se engloban los R3 y los R2. Estos últimos son los vehículos elegidos en el Trofeo D-Mack Fiesta, también del Mundial.

Está mucho más claro en el certamen europeo, donde los pilotos de la Junior sólo participan con R2. Y Mahonen ha dejado caer a la web británica que los tiros podrían ir por ahí; es decir, únicamente existiría apartado Junior en el ERC, con la excusa de siempre cuando se dan estos movimientos: contención de costes. Que está muy bien, cierto, pero ya no formas parte del Mundial y eso debe ser tenido en cuenta. También hay otra posibilidad sobre la mesa: que la D-Mack sea la nueva categoría Junior… Aunque, de momento, hablamos de especulaciones, de tormenta de ideas que no se sabe si se llevarán a cabo. Y, mientras tanto, el futuro de muchos pilotos está en juego. Precisamente, de los que deben formar las bases, la cantera de este deporte.

 

 

WRC 2017: los “otros” coches

About The Author
-