Durante tres días Prodrive estará probando el nuevo Mini WRC en tierras portuguesas. La zona es la de los antiguos tramos del Rallye de Portugal en Ponte de Lima.

El piloto designado para los test es Markko Martin y en la jornada de ayer realizó 180 km cronometrados. El objetivo del equipo es realizar un shakedown general del coche, para realizar el máximo posible de kilómetros.

La unidad cuenta con el motor 1.6 turbo con brida de 33 mm., se trata pues de la configuración «light», pensada para competir con los S2000 y en Campeonatos Nacionales. La versión completa será la que dispute el WRC con un kit aerodinámico distinto y una brida de mayor diámetro. El coche se encuentra a un 75% de su desarrollo.

Tests del nuevo Mini WRC

| Crónica, WRC |
About The Author
-