“El Rallye de Gales salvó mi vida”

Rob Hennings, copiloto amateur y apasionado de nuestro deporte favorito desde que era un crío, estuvo muy cerca de morir el año pasado en el Rallye de Gales, como cuentan en wrc.com. Se encontraba en el inicio del tramo de Gartheiniog, en la jornada del sábado, cuando sufrió un ataque al corazón.

La acción en la especial se retrasó mientras el equipo de rescate, incluidos dos médicos y dos paramédicos, junto a los voluntarios de la ambulancia, fue enviado al lugar en el que se encontraba Hennings. Llegaron menos de un minuto después de que se diera la voz de alarma.

Tramos nocturnos en el Rallye de Gales

Esa rápida respuesta y la intervención del personal sanitario permitieron que este aficionado fuera trasladado al Hospital Morriston, en Swansea, para recibir los cuidados intensivos necesarios. Su corazón se detuvo 13 veces de camino al centro, pero Hennings sobrevivió. Y planea regresar a ese mismo tramo la próxima semana con su mujer, Jayne. “El equipo de rescate y médico y los comisarios fueron absolutamente increíbles. Me salvaron la vida y me gustaría agradecérselo a todos y cada uno de ellos. Si me hubiera pasado en casa, habría muerto. Si hubiera sucedido en el trabajo, posiblemente también habría muerto. Tener ese nivel de asistencia médica sobre el terreno salvó mi vida indiscutiblemente”, ha asegurado.

Carl Jones, integrante de la escuadra de ambulancias que proporcionaba cobertura en la especial, llevó a este fan del bosque de Gartheiniog a otro vehículo en espera. “Es algo que ocurre muy pocas veces. Nunca pensé que Rob sobreviviría, pero estoy muy contento al ver que lo ha hecho”, ha explicado.

“El Rallye de Gales salvó mi vida”

Sobre el autor
-