Sebastien Ogier (VW Polo R WRC) ha cedido el liderato del Rallye de Gales al parar para ayudar a Thierry Neuville (Hyundai i20 WRC), que ha volcado. Kris Meeke (Citroën DS3 WRC), justo quien el francés señalaba como uno de los candidatos a la victoria en esta cita, heredó la cabeza de la clasificación… pero el francés pronto puso las cosas en su sitio y volvió al primer puesto.

No está siendo una buena prueba para Neuville: el «primer espada» de Hyundai ha sido relegado al «equipo B» coreano, como recordarás. Ayer perdió una rueda, pero se reenganchó hoy con el Rally2, marcando los dos primeros scratches del día. Tampoco Dani Sordo, su compañero de equipo, ha tenido la suerte de cara; la caja de cambios de su coche ha fallado. Además, ha realizado un trompo que le ha hecho perder más de medio minuto y ahora marcha en la quinta posición, tras Ott Tanak (Ford Fiesta RS WRC) y Andreas Mikkelsen, compañero de equipo de Ogier. El noruego, on fire tras su triunfo en el RallyRACC, está marcando buenos cronos y mantiene una cómoda ventaja respecto a sus perseguidores.

De momento, Sordo vigila de cerca a su compañero de formación Hayden Paddon, ya que el neozelandés está a menos de medio minuto, si bien tiene su lucha particular con Elfyn Evans (Ford). Ambos han estado peleando contra una supercie completamente embarrada y muy resbaladiza, señala autosport.com…

Lo cierto es que cada piloto libra su batalla particular: la de Mads Ostberg (Citroën), contra los trompos. La de Stephane Lefebvre, en la novena plaza, es con la gripe. Y la de Robert Kubica… contra sí mismo, ya que está remontando posiciones tras una difícil etapa el viernes. Veremos qué trae el domingo…

Rallye de Gales: Ogier pierde tiempo al ayudar a Neuville

About The Author
-