Pedro Burgo: “Mi tiempo a partir de ahora estará dedicado a Galimplant”

Cuando en una conversación aparece el nombre del piloto lucense rara vez no entra en escena la palabra Mitsubishi . Todos sabemos que ningún piloto español tiene más experiencia al volante de la mecánica asiática que él. Después de muchas temporadas encadenadas compitiendo con distintas versiones del Mitsubishi Lancer, e incluso habiendo pasado por el regional gallego con un Ford Focu s WRC, en los primeros meses del 2014 decidió comprar un Porsche GT3 versión 2010 . Una decisión arriesgada que suponía, en cierto modo, volver a empezar.

Por aquel entonces, Pedro, como cabeza visible de toda esa gente que le acompañó en las labores técnicas desde el debut, era reclamado por todo aquel piloto que quería poner a punto cualquier Lancer. Darle un giro a su carrera deportiva pasándose a la tracción trasera del bólido alemán obligó al Burgo Rallye Team a pasar de asesorar a hacer todo lo contrario. Llamaron a todas las puertas habidas y por haber. Poco a poco tenían que ir dando con las teclas correctas para adaptar lo mejor posible el Porsche a las carreteras de nuestro país, bien distintas a los trazados aglomerados de los que venía.

Pedro Burgo Mitsubishi

La de 2014 , sin prácticamente asesoramiento de nadie especializado en este tipo de vehículos, fue una temporada difícil , estresante en las instalaciones del equipo, pero con pocas carreras. Varias a nivel autonómico compaginadas con unas primeras andaduras a nivel estatal que lejos estaban de ser participaciones con éxito. Un año más tarde, en 2015 , habiendo descubierto los primeros detalles del potente 997 GT3, los hermanos Burgo continuaron haciéndose a él cubriendo un programa de medio año en el Campeonato de España de Asfalto , en el que aparecieron los primeros podios a bordo de un coche, actualmente, prácticamente extinguido por cuestiones de reglamento .

Una modificación en la normativa técnica cara a 2016 , exigió a los gallegos a tener que asimilar, duramente, como la apuesta hecha años atrás a favor del Porsche iba a tener un final, desde luego, poco deseado por ellos. Aquella temporada, tenían el set-up de ‘ La cafetera’ adaptado a las necesidades de cada una de las zonas de la geografía española, y, lo más importante, tenían financiación para estar en la línea de salida de todas las pruebas del certamen nacional. Pese a ello, por mucho que lo intentaron, tuvieron que conformarse con ser subcampeones de España , lo máximo a lo que podían aspirar dadas las circunstancias.

Pedro Burgo Ford Fiesta S2000

Olvidando los momentos de frustración de este último año, para 2017 , con una reglamentación más hacia la norma FIA que nunca, el de Lugo, de la mano de los demás integrantes del equipo, pasó página, y, motivado más que nunca, volvió a hacer una jugada arriesgada, como tres años atrás, aunque ahora delicada en aspectos distintos. Todos lo sabéis, la apuesta no fue otra que adquirir un Skoda Fabia R5 . Decidido, puso todo cuanto tenía encima de la mesa. Compró un camión asistencia más práctico, una furgoneta auxiliar… Nuevamente, a pesar de los intentos, los Burgo perdieron. Después de un sinfín de imprevistos, algunos tan estrambóticos como el del Sierra Morena, la campaña se saldó con un subcampeonato , por segundo año consecutivo, aunque las sensaciones… dejaban mucho que desear.

Lo normal sería que ahora, mientras estáis leyendo estas líneas, lo cual probablemente estéis haciendo a finales de junio, Pedro y Marcos Burgo estuvieran descontando las horas para el arranque de la sexta prueba del Nacional de Asfalto 2018 . La falta de recursos económicos para cerrar un programa a tiempo completo les ha llevado a tomar la
decisión de abandonar las carreras. “No estoy dispuesto a tomar los riesgos económicos que he expuesto hasta ahora en buena parte de mi carrera deportiva”, espeta el ahora afincado en Bergondo respondiendo a la primera pregunta de Rallyes.net .

Pasados varios meses desde aquel momento en el que salía a la luz el comunicado de la retirada , Pedro ve la situación como “una situación que está ahí y que tampoco tiene porqué sorprendernos. Ya hemos visto a pilotos con tan buen o mejor palmarés que el mío quedarse en la estacada. Mientras las marcas de coches, principales interesadas en la promoción del propio automovilismo, no apuesten por él, es una situación que veremos repetirse cada año, ya que no es muy lógico que sean las marcas de café , leche , congelados … las que sostengan los presupuestos de los principales tenores de todo un Campeonato de España, y que las propias marcas sean incapaces de ver la repercusión mediática”. No oculta que ha sido un duro revés aunque admite que no todo son connotaciones negativas. “Es un palo lógico porque es el fin a 24 años dedicados a aquello que más me apasiona. También es cierto que tiene un poco de liberación, ya que la tensión de tener que afrontar otra temporada con los medios muy justos para mover un coche como el R5 creo que a estas alturas de mi carrera deportiva me estaba sobrepasando un poco, dejando de disfrutar que al final es el principal motivo por el que seguíamos compitiendo”, declara.

Pedro Burgo Porsche

Hemos hecho referencia a un comunicado de prensa como el de la retirada, pero, por suerte, puede que estemos ante un parón. El tiempo dirá. “De momento paramos, necesito desconectar y buscar nuevos retos en mi vida. No tengo intención de volver a liarme la manta a la cabeza. Este es un deporte que da muchas satisfacciones pero también quema mucho porque al nivel al que estábamos compitiendo había muchos aspectos que no podía controlar. Me iba jugando la mayor parte de mi patrimonio personal en un coche sin asegurar, sin poder hacer test… En definitiva, sin poder trabajar de la manera que considero clave para que las cosas puedan salir con éxito”, argumenta antes de reconocer que “esto es un parón indefinido . No sé si definitivo porque todos sabemos lo que cuesta desconectar de este mundo, pero de volver tengo claro que nunca va a ser para realizar un programa con la presión y la exigencia del actual”.

Pese a que el cariño de la gente de las carreras dice haber sido lo mejor desde que anunció que colgaba el casco, de aquí en adelante, será complicado verlo en un ambiente racing. “Mi tiempo a partir de ahora estará dedicado a una de las empresas que más me ha apoyado en los últimos años, Galimplant. No puedo estar más contento y orgulloso de seguir defendiendo sus intereses aunque ahora sea en otra faceta distinta a la deportiva”, agradece. “He decidido aceptar la oferta profesional que me ha hecho Jesús Pato pero también debo decir que los dirigentes de Cafés Candelas han estado ahí desde el primer momento apoyándome, no como patrocinadores y sí como amigos”, afirma.

Pedro Burgo Skoda Fabia R5

Hace un año, en una conversación con este medio, el bicampeón de España explicaba que estaba estudiando la posibilidad de poner en marcha un taller – compraventa en el Polígono Industrial de O Ceao . Para nuestra sorpresa, aún con su estresante nuevo día a día en la empresa del sector dental con base en Sarria, la idea de sacar adelante ese proyecto sigue ahí.

“No me esperaba dejar tan buen recuerdo en el aficionado y en mis compañeros y les estaré infinitamente agradecido por el afecto mostrado. Han sido 24 años donde tanto mi equipo como yo hemos intentado actuar siempre desde la humildad; con aciertos y errores, lógicamente. Si en algún momento me equivoqué actuando con alguien o contra alguien pido infinitas disculpas ”, finaliza.

Pedro Burgo: “Mi tiempo a partir de ahora estará dedicado a Galimplant”

About The Author
-