Las piedras se ven más grandes que nunca (aunque también tus rivales han dado cuenta de ello) y tratas de esquivar algunas como un ratón en un laberinto. No quieres que nada se rompa. Cruzas los dedos de las manos… y si pudieras también de los pies… La situación es lógica habida cuenta de que eres líder de la carrera y apenas falta un tramo para sumar tu segunda victoria absoluta en una prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes.

Kris Meeke confirmó los pronósticos luego de una segunda etapa en el Rallye de Portugal en la que todo salió a la perfección, en la que optó por atacar por la mañana y no arriesgar durante la tarde. En la que salió con más peso (al meter un par de ruedas de repuesto) pero llegó a tener una ventaja superior al minuto, si bien finalmente fue de 45 segundos a la conclusión de la jornada de ayer. Todo o nada tratándose de Portugal.

13244208_1222164381174029_8225597969902286080_oAsí que en este último día nada se torció y administrando esa diferencia finalmente la victoria fue a parar a manos del británico de DS; un resultado que necesitaba como agua de mayo, por aquello de dejar claro a los de la marca de los dos chevrones que puede ser más que competitivo en 2017 a los mandos del nuevo C3 WRC que hemos estado viendo estos días en numerosos tests de preparación.

Por su parte, Mikkelsen y Ogier se las han tenido tiesas en el seno del equipo Volkswagen. El noruego se puso ayer las pilas y empezó una remontada que le llevó desde la cuarta posición, a espaldas de Dani Sordo, hasta la segunda lograda nada más arrancar la etapa de hoy. Un tête à tête con el jefe de filas que se ha decantado del lado el rubio nórdico por el escaso margen de 4,8 segundos… después de que Ogier marcase el mejor tiempo en el Power Stage.

13260007_1119814348084447_8515629937000253963_n

Dani Sordo ha salvado los papeles de Hyundai tras la salida y posterior incendio del i20 de Hayden Paddon, así como el abandono de Thierry Neuville en la etapa de ayer al quedarse sin gasolina por un error en el equipo. Bien es cierto que Sordo estuvo en disposición de luchar por un mejor puesto, pero problemas de tracción le alejaron siquiera de un podio que habría sido un pequeño respiro en el seno de la marca coreana.

El rallye concluía en la jornada de hoy con miles de aficionados agolpados en los algo más de 11 km del siempre esperado tramo de Fafe. Un histórico en la cita, un punto de encuentro para seguidores portugueses y españoles no exento de problemas para acceder si uno se tomaba las cosas con demasiada calma. Pero es que el de Portugal es así, un rallye que hay que vivir, disfrutar… y sufrir desde muchas horas antes del paso de los vehículos.

Meeke… mouse de Portugal

About The Author
-