Dicen quienes lo vieron a su llegada al circuito del Jarama que lo hizo con cierto nerviosismo. Vuelta a ver a los compañeros, innumerables saludos, miles de explicaciones de lo ocurrido… quizás también estaba abrumado por el recibimiento; lógico para alguien que lleva un año ausente en el Campeonato de España de Rallyes. La lesión que sufre Joan Vinyes hace ya demasiados meses ha mantenido al andorrano apartado de las carreras, pero también viviendo su particular desafío para recuperar la normalidad… y esta no ha empezado a llegar hasta hace quince días, cuando los médicos por fin le confirmaban que los nervios de su brazo derecho -dañados tras un desafortunado accidente de esquí– ya responden a los estímulos. Y con la corriente eléctrica circulando fluida por su extremidad, la recta final de la recuperación tendrá un plazo de entre dos y cuatro meses, para tonificar de nuevo los músculos y poder tener a Joan de nuevo en acción. Sin duda, una gran noticia.

«Han sido unos meses duros. Durante este tiempo he estado ocho horas diarias de rehabilitación, tratando de recuperar la normalidad en el brazo. Lo peor de todo es que, aunque los médicos te decían que progresaba, muchas veces te entraban las dudas de qué podía pasar, de si realmente recuperaría la movilidad», reconocía el andorrano sobre un proceso en el que se ha mantenido centrado al 100% durante todo este tiempo de ausencia. Por cierto, el mono de correr lo aplacó no hace muchas semanas en un circuito. Fue una experiencia también necesaria para que cuerpo y cabeza de alguien que ha vivido por y para las competición de motor recuperasen esas sensaciones que también son estímulos para acelerar la rehabilitación.

gorka-pin

Con su presencia en Madrid, Joan Vinyes quiso también apoyar al equipo Suzuki-Repsol en la que ha sido la última cita de la temporada en el Campeonato de España de Rallyes. Precisamente, en esta prueba la marca se jugaba el título de dos ruedas motrices, y amén de la participación de Miguel Fuster, que llegó con gripe y no pudo concluir la carrera por problemas de motor en el segundo Swift S1600, lo cierto es que Gorka Antxustegi estuvo a la altura de las circunstancias, logrando el Campeonato de la mejor manera… ganando.

ivanares

Por lo demás, la cita madrileña dejó muy pronto fuera de juego a los hermanos Vallejo -que rompían un palier a la salida de una las paellas de La Puebla– y en cabeza a un Iván Ares que por ritmo y tipo de tramos iba a dominar la carrera sin arriesgar más de la cuenta, haciéndose con la última victoria absoluta de la temporada. Una lástima la prematura baja de los lucenses porque, sin nadie que se jugase nada en especial entre los de cabeza, la prueba quedó privada de lo que pudiera haber sido una bonita lucha por la victoria.

danielmarban

… vamos a corregir eso de que nadie se jugaba nada entre los de cabeza. Porque la honrilla de ser el mejor local -aprovechando, quizás, algún despiste de Ares para asaltar la victoria- se la disputaron Alberto Monarri y Daniel Marbán. Un toma y daca a la décima y por el segundo puesto que terminó con el peor panorama posible para Monarri y su Evo X: jugarse su victoria particular en el circuito del Jarama. Allí el Porsche -mucho más rápido que el Evo- que Marbán ha alquilado a Pedro Burgo decidió esta batalla por menos de tres segundos. Una pelea de la que, aunque lo intentó, muy pronto quedó descolgado Cristian García, a quien el paso por Canencia, durante la primera etapa, le haría perder un tiempo luego imposible de remontar.

albertomonarri

José Luis Peláez tampoco desaprovechó la oportunidad de ganar entre los R2, toda vez que Esteban Vallín quedó fuera de juego nada más comenzar el rallye y que Víctor Senra simplemente salió a pasar por los tramos y a asegurar los ansiados títulos de Campeón de España de esta categoría y de los vehículos FIA. Machada la del gallego en una disciplina que ha ganado muchos enteros en esta temporada; como también lo ha sido el excelente debut de José Calvar con un Peugeot 208 R2. En su estreno con este vehículo, el ganador de la Copa Kobe en la tierra logró aquí la segunda plaza, por delante de un Ángel Paniceres al que también le valía prácticamente con terminar para conseguir el título en el apartado Junior.

joseluispelaez

Gustavo Sosa se hizo con el Gr.N, mientras que en unos tramos más rápidos y de trazar, el gallego Alonso Liste sacó a relucir su escuela en los circuitos para marcarse un octavo puesto en la general scratch.

victorsenra

Desplazamientos y enlaces de muchos kilómetros; parques de trabajo remotos, y remotos de remotos; fatigosas idas y vueltas entre dos provincias… en general no ha gustado el planteamiento del rallye a la mayoría de equipos participantes. La carrera no se cimentó tanto como en otras ocasiones en el Jarama, aunque para ello el viernes, con demasiada nocturnidad y poco tiempo de descanso para las asistencias, hubo que marcarse un largo viaje de más de cien kilómetros hasta el entorno de Ávila. En este sentido Madrid ha dejado un sabor de boca agridulce. Esperemos que el próximo año Joan Vinyes le ponga algo de picante…

Joan Vinyes, un gran retorno en el Rallye Comunidad de Madrid

About The Author
-