¿Cómo llamar la atención entre tanto piloto oficial, esperadas redecoraciones, evoluciones y presentaciones de nuevos propósitos para 2015?, pues dejándose llevar por esa corriente y practicando una política similar. Romain Dumas (ese piloto que le pega a todo y que acaba de bajarse de un buggy como el de Albert Llovera con el que ha participado, sin suerte, en el Dakar) ha decidido homenajear a su marca, Porsche, y a Björn Waldegaard que, recordemos, falleció a mediados del pasado año.

Además de los títulos logrados, el sueco sumó dos victorias en Monte Carlo con un Porsche 911 S, la primera en 1970. Evidentemente los tiempos han cambiado y pensar que ahora un R-GT pueda repetir esa hazaña se hace harto difícil de imaginar, pero ello no impide recordar esos grandes momentos (y pilotos) con una decoración similar que para Romain Dumas es «toda una responsabillidad. Un Porsche con este color está muy asociado al Rally Monte Carlo y a los éxitos allí cosechados. Espero que este sea el caso del R-GT».

Colores y decoraciones aparte, no va a ser nada fácil el primer rallye de la temporada en el WRC para los Porsche allí inscritos. El estado de los tramos será determinante, y el hielo y la nieve no serán precisamente una ventaja para los vehículos germanos con todo atrás. Independientemente de ello, el pique dentro de la categoría R-GT está servido; grandes pilotos en una prueba a la que ansiaban acudir y que están preparando a conciencia, hará que muchos estén pendientes de ellos… y otros vuelvan a soñar con gloriosos tiempos pasados.

Por cierto, una curiosidad: en esto de los rallyes Romain Dumas se lo guisa y se lo come con su propio equipo, RD Limited, hasta el punto de que sus padres Maurice y Genoveva ejercerán de ouvreurs… y tranquilo, porque sus progenitores ya han corrido en varias ocasiones el Monte Carlo; las últimas en la cita organizada para Vehículos Históricos.

2014_RomainDumas_PorscheRGT_RallyeMonteCarlo_Pre-894x671

El guiño de Romain Dumas a Björn Waldegaard

About The Author
-