Tal y como era previsible, en una prueba que conoce y se le da bien, Alberto Hevia se llevó la victoria en una edición del Rallye Príncipe de Asturias en el que no tuvo mucha oposición por parte de sus rivales.

La cosa pintaba bien cuando veíamos a Miguel Fuster inscrito con un Skoda Fabia S200 y mucho más cuando Corrado Fontana marcaba el primer scratch con el 207 S2000 de Grifone. Pero la alegría duraba poco, Fontana se salía en el siguiente tramo y Fuster tenía problemas con la dirección asistida de su Skoda, lo que le hacía perder más de 4 minutos con respecto a la cabeza. El incidente no quedaba ahí, ya que Joan Vinyes lo alcanzaba en el tramo y el alicantino no lo dejaba pasar, llegando a cerrarle el paso cuando éste intentaba adelantarlo. Vinyes llegaba muy enfadado a la meta, reconociendo que había empujado a Fuster para que le dejase pasar.

Viendo los vídeos y fotos del incidente, parece muy difícil que Fuster no se enterase de que tenía a Vinyes detrás. Pero aún dándole el beneficio de la duda, no es de recibo que un piloto que rueda con problemas no esté pendiente del retrovisor para no entorpecer a sus rivales.

Para cuando hubo finalizado el primer bucle, Hevia ya endosaba 51,8 segundos a Victor Senra y dos minutos a un sorprendente Vinyes que se colocaba en la tercera plaza del Europeo y se peleaba con Cima y Burgo por la posición en el nacional. Senra lo estaba haciendo bien en su estreno con el Fiesta S2000 aunque acusaba su falta de kilómetros con el coche y pronto se acomodaría en la segunda posición.

Fuster, con la dirección reparada, apretaba el ritmo y lograba finalizar la etapa en la octava posición del Nacional, mientras que Vinyes lograba colarse en la tercera posición empatado con Pedro Burgo y por delante de algún N+ y S2000. En las dos ruedas motrices el dominio de Vinyes era total y el abandono de Miguel Arias, le permitía proclamarse matemáticamente Campeón de la categoría, aún sin finalizar el rallye.

La segunda etapa amaneció con las posiciones de cabeza decididas y tan sólo quedaba por ver quien se llevaría la tercera plaza y hasta dónde podría remontar Fuster. Burgo empezaba fuerte y recuperaba la tercera plaza, mientras que Vinyes se defendía con uñas y dientes en un entorno hostil, hasta el punto que a mitad del día, la caja de cambios del Swift S1600 rompía, llevando al abandono a Vinyes. Fuster ascendía de esta forma a la quinta plaza, pero el alicantino tenía la suerte de cara y primero el abandono de Fombona y luego el de Burgo, camino ya del podium en Oviedo, le dieron la tercera posición final.

El abandono de Vinyes dejó en manos de Gorka Antxustegi la categoría de las dos ruedas motrices, quien además fue cuarto en la general por delante del 207 S2000 de Luigi Fontana, padre de Corrado.

Clasificación final 47 Rallye Príncipe de Asturias
1. A.Hevia – Skoda Fabia S2000 – 2:45:08,5
2. V.Senra – Ford Fiesta S2000 a 3:17,8
3. M.Fuster – Skoda Fabia S2000 a 7:37,4
4. G.Antxustegi – Suzuki Swift S1600 a 8:50,9
5. L.Fontana – Peugeot 207 S2000 a 12:49,9

Clasificación provisional, Campeonato de España, pilotos
1. A. Hevia – 224,5 ptos
2. M.Fuster – 180 ptos
3. J.Vinyes – 139,5 ptos
4. P.Burgo – 128 ptos
5. V.Senra – 117 ptos

Clasificación provisional, Campeonato de España, marcas
1. Mitsubishi – 422,5 ptos
2. Suzuki – 345 ptos
3. Renault – 252 ptos
4. Peugeot – 199 ptos
5. Seat – 11 ptos

Alberto Hevia gana el 47 Rallye Príncipe de Asturias

About The Author
-