Ya tenemos la temporada de rallyes en marcha, el asfalto sigue siendo la categoría reina y su inicio marca realmente el comienzo de la temporada. Este año hay muchas novedades, son pocos los pilotos que mantienen coche o equipo.

Tanta novedad crea incógnitas sobre donde estará cada uno a lo largo de la temporada, como a los políticos, creo que es de cortesía dedicar un margen de confianza antes de evaluar a cada uno. En el Rallye de Santander, todos deberían mostrar sus cartas y fijar sus posibilidades reales, aunque de momento Solá marca el ritmo con autoridad.

Me llamó la atención, la guerra mediática entre algunos equipos privados, disputándose entre ellos el privilegio de «ser más oficial» que el otro. Discusión un tanto estéril que no lleva a ningún sitio salvo al ridículo.

Unas semanas antes del Rallye de Alicante, pude ver la primera prueba del Campeonato Portugués, un campeonato con menos boato y parafernalia en los parques de trabajo, pero igual o mejor calidad de pilotos y monturas. Está claro que cuando los presupuestos se recortan, hay elementos en los que no se debe dejar de invertir.

En Portugal, Araujo es el rey impone su Evo VIII con autoridad y se permite el lujo de dar un repaso a las estrellas del Mundial. Ojalá repita participación en Ferrol como el año pasado, el espectáculo será mayor.

Mientras esperamos a la próxima prueba, ha pasado al semana santa y su reguero de víctimas de accidentes, desde las autoridades se sigue criminalizando al conductor sin poner en valor otros factores que influyen en los accidentes. La presión de los radares no reduce los muertos y la única solución propuesta es la de montarlos en helicópteros, mientras no se ataque el tema desde todos los factores que inciden en un accidente, la recaudación aumentará, pero los muertos también.

Ya tenemos la temporada en marcha

| Desde Dentro, Opinión |
About The Author
-