El calendario del WRC 2016 sigue generando controversia: se acerca el cierre del plazo (será el 30 de noviembre) para que los rallyes interesados firmen un acuerdo con la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) o con el promotor del certamen, pero, de momento, Montecarlo y Córcega no quieren cerrar el trato, señala autosport.com. Ambas pruebas estaban incluidas en la lista provisional publicada por el organismo regulador de este deporte, pero con la advertencia de que aún no se había ratificado ningún documento.

Estos eventos han pedido más independencia en el pasado, lo que acrecienta los rumores de su posible salida del campeonato. El caballo de batalla, por lo que se cree, son los derechos de las retransmisiones por televisión. «Ambos rallyes han dejado su postura muy clara y la situación para el promotor se está volviendo complicada: si ya han firmado 12 pruebas y han aceptado los términos, ¿por qué deberían dos citas separarse de esta posición… y disfrutar igualmente de la inversión del promotor? Si la FIA no respalda la decisión de quitar del calendario cualquier evento que no haya firmado el acuerdo para el año que viene, podemos llegar a un dilema muy interesante», ha confiado una fuente a la web británica.

¿Qué dice la FIA? Su presidente, Jean Todt, asegura que este asunto ha de resolverlo el promotor del certamen: «Debe hablar con los organizadores de las pruebas. Dejemos que negocien. Tengo muchas esperanzas en que todo quede arreglado. Si no firman, comunicaremos cuáles son las consecuencias, pero aún no hemos llegado a esa situación», ha añadido.

Los equipos no quieren 14 pruebas

Por si esto fuera poco, los equipos también tienen sus reservas con el calendario, que pasaría el año que viene de 13 a 14 pruebas con la inclusión de China.

Citroën, por ejemplo, ya ha dicho que abandonará su programa en el WRC o en el Mundial de Turismos después de 2016. Yves Matton, su director, ha confirmado que «14 rallyes podrían tener un efecto muy negativo en la decisión de regresar en 2017».

Por su parte, Malcolm Wilson, su homólogo en M-Sport, asegura que daría la bienvenida a una prueba del WRC en China, pero sólo si sustituye a otra cita. «Quiero ser positivo sobre este evento, es una gran oportunidad, tiene un gran potencial. Pero 14 rallyes hacen un campeonato muy complicado», afirma.

Jost Capito, director de Volkswagen, comenta que una cita más supone «añadir un millón extra al presupuesto» y que no se ha respetado el punto de vista de los constructores. «No queríamos esto, pero la FIA y los organizadores son mayoría y votaron por 14 pruebas… No importa mucho lo que digamos», añade.

 

WRC 2016: el «pulso» de Montecarlo y Córcega

About The Author
-