Walter Röhrl al volante del Porsche 953

| 03/03/2021

Es uno de los embajadores más carismáticos de la marca alemana se ha puesto estos días al volante del mítico Porsche 953 del museo sobre las superficies heladas de los Alpes austriacos.

Desarrollado en 1984 para competir en el exigente Rallye París-Dakar, se diseñó teniendo en cuenta las temperaturas extremas y los terrenos desérticos del continente africano. Nunca antes un Porsche se había enfrentado a unas condiciones tan duras.

 

Su carrocería pertenece a un 911 G y su motor bóxer de seis cilindros y 3.2 litros es prácticamente el de serie, aunque con una compresión reducida para poder «digerir» mejor el combustible de mala calidad que, hace décadas, era habitual al otro lado del Estrecho. Los cambios importantes frente a cualquier otro nueveonce de su generación tienen que ver con la motricidad, gracias a sistemas como el de tracción total que envía el 69% de la fuerza al eje trasero y el 31% restante al eje anterior, y al bloqueo de diferencial central.

Para hacer frente a lo que sería un maratón de 14.000 kilómetros a través de algunos de los terrenos más difíciles e inhóspitos de la Tierra, Porsche montó en el eje delantero un sistema de suspensión independiente con doble horquilla y doble amortiguador, que alcanzaba un recorrido de 270 milímetros. En la parte trasera las modificaciones fueron menos importantes, si bien se reforzó el eje y se añadieron muelles helicoidales. La carrocería aumentó su seguridad gracias a una jaula antivuelco de acero soldada, mientras que las puertas, el techo, los pasos de rueda delanteros y las ventanillas estaban hechos de policarbonato para ahorrar peso.

Otro apartado clave era la autonomía. Para afrontar las increíbles distancias recorridas cada día en el París-Dakar, los ingenieros de Porsche instalaron un depósito de combustible de 120 litros en el maletero delantero y un depósito adicional de 150 litros ubicado detrás del asiento del conductor.

Como rey indiscutible de la conducción sobre hielo, el embajador de la marca Porsche y bicampeón del mundo de rallyes, Walter Röhrl, es la pareja perfecta para el 953 en este gélido entorno. “Por supuesto, te acercas al 953 con cierto respeto”, dice Röhrl. “Sabes lo que ha logrado, el éxito que ha tenido. Para un verdadero aficionado a los coches de carreras,es increíble conducir un modelo como este”.

suzuki

rallystore

Archivos

Categorías

Sentimos molestarte con esto de las Cookies, lo que nos mola son los Rallyes pero es por imperativo legal. Puedes ver aquí la Política de Cookies, si continúas navegando te informamos que la estás aceptando ;)    Ver Política de cookies
Privacidad