Vale, durante esta temporada apenas hemos hablado más allá de los Supercar en nuestro repaso al Campeonato del Mundo FIA de Rallycross. La máxima expresión en esta disciplina acapara toda la atención, con sus vehículos «atómicos» y sus pilotos de primerísima fila.

Pero el certamen cuenta con varias categorías más que suponen una excelente puerta de entrada, o también escalera de progresión, desde la que un aspirante puede ir ascendiendo: Súper 1600, Touring Car y RX Lites. Esta última, precisamente, se configura como el escalón de acceso, y como tal lo importante es la igualdad mecánica entre todos los participantes. De hecho todos compiten con el mismo vehículo: una estructura tubular con carrocería de fibra que imita a un Ford Fiesta; motor Ford Duratec de 2.4 litros y 310 CV de potencia, caja de cambios secuencial de 6 velocidades y tracción a las cuatro ruedas. Su peso mínimo, piloto incluído, es de 1.100 kg, lo que hace del mismo un vehículo muy competitivo… e igual al del resto de competidores.

Por cierto, el RX Lites se construye en la factoria Avitas Motorsport… y nada de Inglaterra, Francia o Alemania, lugares donde habitualmente situamos a este tipo de fabricantes. Al contrario, la empresa se encuentra ¡en Estambul!. Aquí va un vídeo con todo el proceso.

 

 

Vídeo, así se construyen los RXLites

About The Author
-