“Veteranos de guerra” en el Rallye de Portugal

06/04/2014
Comments off
924 Views

En un mundial marcado por la extraordinaria juventud de los pilotos top, ellos son el contrapunto. Algunos doblan en edad al piloto oficial mundialista más joven: Andreas Mikkelsen y sus breves pero intensos 24 años de vida. Y frente a la juventud y descaro de los que se baten el cobre por la victoria absoluta en Portugal, ellos ofrecen la veteranía y mucho ánimo de seguir presentes en el mundo de los rallyes… además de una experiencia en esto de las carreras que daría para llenar un buen lote de Mb de la Wikipedia.

No, no vamos a llamarles los abuelos, pero casi. Algunos superan la cincuentena, pueden decir que han vivido dos generaciones del mundo de los rallyes y, lo que es mejor, no quieren apearse de este intenso y divertido tren. De los muchos inscritos en esta edición del Rallye de Portugal nos hemos fijado en tres mayorcitos con pocas ganas de jubilarse.

Dorsal 74: Adruzílo Lopes. Un campeón portugués con garra. Varios títulos nacionales le avalan (absolutos, dos ruedas motrices y de producción). Con todo, las imágenes más espectaculares llegaron de su época como piloto oficial Peugeot a los mandos del 306 Maxi. Era conocido por su agresividad en el pilotaje aunque luego, en el trato personal, se ubique en el extremo diametralmente opuesto. A título personal  recuerdo vivamente como en apenas cuatro vueltas al circuito luso de Braga desintegró las ruedas delanteras de un conocido deportivo compacto que estaba probando en esa ocasión. Lo hizo sin arrugar ni un milímetro ese gesto habitual de su cara. Al terminar la tanda (mis súplicas para que lo hiciera fueron escuchadas, pues ya estaba pensando en cómo explicar a la marca ese desaguisado) se giró hacia mí y en tono monocorde me espetó algo así como: “este carro nao ten un bon andamento

Dorsal 75: Rui Madeira (Ford Fiesta R5). A que lo conocéis… ¿verdad?. A finales de la década de los 90 fue una de las grandes esperanzas de colocar a un portugués en la élite del Campeonato del Mundo de Rallyes. Ganador del apartado de Producción en el año 95 (hubo que esperar casi 15 años para que otro compatriota repitiera ese éxito: 2009 con Armindo Araújo) a partir de ahí su carrera se centró en el WRC como piloto en estructuras privadas, antes de su retorno al Campeonato Portugués. Rui dejó inscrito su nombre en el palmarés de este Rallye de Portugal. Lo ganó en el año 1996 con uno de aquellos Toyota Celica GT Four, si bien por entonces solo puntuaba para la Copa del Mundo de 2 litros. Por cierto, la participación de Madeira en esta edición tiene un claro objetivo: celebrar sus 25 años de carrera deportiva. ¡ha corrido en rallyes más años que edad tiene Mikkelsen!

Dorsal 203. Eduardo Veiga. A final de año cumple 52 pero se mantiene más activo que nadie. Eduardo participó en el Rallye de Portugal dentro del apartado Promoçao; dicho de otra forma, la prueba para los equipos de los campeonatos regionales de Portugal. Disputaban solo tres tramos de la primera etapa (Silves, Ourique y Almodóvar) y Eduardo a punto estuvo de obtener la victoria de no sufrir problemas de motor en el Evo VII que había alquilado a Peres Competiçao para la ocasión. Y decimos alquilado porque habitualmente a este piloto podemos verlo compitiendo en los rallyes regionales a los mandos de un espectacular Ford Escort RS con mecánica Cosworth de 300 CV y caja de cambios secuencial. Con todo, Veiga es casi un “novato” en esto de los rallyes; ¡¡¡su carrera ha empezado en 2010!!!… ¿explicación?, sencilla. Eduardo es un especialista del autocross y rallycross. Fue el primer campeón portugués de kartcross y cuenta en su haber con dos títulos absolutos de Rallycross; ambos a los mandos de un Saab 9-3 T16 (sí como el de Per Ekklund) que incluso sirvió de modelo para que los chicos  de Codemasters lo incluyeran en la primera versión del Colin McRae Dirt.

Comments are closed.