Un paso atrás, dos títulos… y un apellido manda sobre el resto en los 40 años de historia del Campeonato Gallego de Rallyes

Hace unos días echamos la vista atrás en la historia de un Campeonato Gallego de Rallyes que se disputó por primera vez en 1979… y hemos encontrado una serie de datos que vamos a compartir con todos vosotros. Cuarenta años después del título conseguido por Celestino Pardo (Seat 124 – 1.800) hay un apellido, que a través de dos generaciones, manda sobre el resto en el palmarés del certamen pero, eso sí, por la mínima.

Víctor Senra debutó en competición en la modalidad de karting en 1996. Por aquel entonces consiguió algún que otro título y muy pronto empezó a subir peldaños en la siempre complicada escalera de ascensión a la cima del mundo del motor. Muy joven, con 22 años y ya en los rallyes, consiguió vencer el Volante RACC Galicia lo que le permitió entrar en las filas del RACC Motorsport en el 2007, cuando compitió en el Nacional de Asfalto con un Mitsubishi Evo IX. No lo hizo nada mal y ya fue subcampeón de la Mitsubishi Evo Cup. Al margen, llegó la primera victoria absoluta, que tuvo lugar en el Rali Botafumeiro, puntuable para el autonómico gallego.

Desde aquel momento y hasta hace un par de temporadas, el piloto de Dumbría estuvo asentado como piloto habitual del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Y aunque por el camino hubo muchos más éxitos (como la victoria en la categoría R2 en 2015) destaca el par de victorias… La primera fue en el Villa de Llanes 2013 con un Mitsubishi Evo X R4 y la segunda tuvo lugar en Ferrol 2016 con un moderno Ford Fiesta R5.

Pese a todo, Víctor, obligado por la falta de recursos económicos y tiempo, decidió dar un paso atrás y armó un programa completo en Galicia, con la intención de ganar un certamen en el que nunca antes había estado todo un año con un coche de primer nivel.

Así las cosas, apostó por un Ford Fiesta R5 de RMC y, acompañado por David Vázquez, empezó arrasando consiguiendo cuatro victorias en las cuatro primeras carreras. A partir de ahí, en las dos siguientes y últimas citas, le bastó con ser quinto y tercero para proclamarse Campeón Gallego de Rallyes. Como anécdota, el título le llegó de la misma manera que a Alberto Meira en 2016, a través de un comunicado que anunciaba la cancelación de la última parada del calendario…

Para este 2018 (que acabará esta semana con el Rallye Comarca da Ulloa) el coruñés puso en práctica el dicho si algo va bien, para qué cambiar. Con un Fiesta R5 (ahora en propiedad) y David Vázquez a la derecha, la idea no era otra que conseguir repetir la corona de la temporada anterior. Aunque, por la contra, la línea fue de menos a más, pudieron sentenciar hace quince días en Lugo el que es el segundo título regional en el haber del binomio Senra – Vázquez.

Con esto, Víctor (34 años) consiguió el año pasado ser el primer campeón, hijo de un campeón otrora. Ya lo veis, la genética no perdona, para bien o para mal…

Pero no queda aquí el asunto. Manuel Senra, conocido como Tarolo, fue Campeón Gallego hasta en cinco ocasiones (2001, 2002, 2003, 2004 y 2005) con su inconfundible Peugeot 306 Kit Car, y esta última coronación de su hijo ha hecho que Senra sea el apellido más repetido en el palmarés del campeonato.

El apellido que más veces aparecía hasta hace unas semanas era el Castrillón, de un Germán que protagonizó grandes duelos con Senra padre años atrás y que triunfó en 1990, 1992, 1996, 1998, 1999 y 2000.

La situación del historial de la modalidad de rallyes en Galicia tardará en cambiar… por lógica. Hay un par de pilotos que están cerca de la suma de títulos de la familia Senra pero uno está inactivo (caso de Germán) y el otro, por desgracia, fallecido (caso del pentacampeón Carlos Piñeiro). Y de los que siguen ahí, Iván Ares está centrado en retos mayores en el Nacional de Asfalto pero, en cualquier caso, es bicampeón… al igual que Alberto Meira.

Un paso atrás, dos títulos… y un apellido manda sobre el resto en los 40 años de historia del Campeonato Gallego de Rallyes

About The Author
-