Un año en el que todo sigue igual en Galicia

| 08/01/2006

{mosimage}

Coméntalo en el foro:
{mos_smf_discuss:Charlas racing}

Como viene siendo habitual en los últimos años, Lalín acogía una edición más del Rallye Do Cocido para abrir el campeonato. Y como también va tomando costumbre, la lista de inscritos era numerosa, rondando el centenar y medio de equipos. A los habituales, Senra y Martínez Barreiro “Bamarti” , se unen entre otros, Alberto Meira, Luis Penido, Chelís Gómez, todos ellos debutando en diferentes versiones de Mitsubishi, y como gran novedad el C2 S1600 de Luís Carballido y sobre todo el Seat Córdoba WRC de Roberto Blach. Con esta inscripción de lujo nadie podía pensar que tanto el final del rallye, como meses después el del campeonato serían igual de previsibles que los últimos años.

Aunque los primeros tramos del rallye darían varias sorpresas, tales como una pequeña salida de pista de Senra nada más comenzar el rallye o el abandono de Bamarti debido a problemas mecánicos, lo que colocaba a Meira en primera posición en el primer tramo, en general el rallye siguió la tónica habitual. A partir del segundo tramo Senra no dejará opciones a sus rivales, marcando el mejor crono en 7 de las 9 especiales, por delante de un Roberto Blach, que adaptándose a su nueva montura, se coloca en segunda posición a más de un minuto de diferencia. En el grupo N, Penido estrena su Evo con una victoria, siendo el grupo X para Ferreiro, el cual domina con total autoridad, incluso haciendo un scratch en la general en el segundo tramo.

En cuanto a inscripción, el segundo rallye del campeonato, Rallye Sur do Condado, sigue la tónica del primero. A los ya vistos en Lalín, se les unen algún otro Mitsubishi como el de Reiriz, y el siempre espectacular Renault Clio Maxi de Jorge Pérez.

{mosimage}Bamarti comienza liderando la prueba, pero a partir del tercero Senra recupera el tiempo perdido y se coloca en primera posición, haciéndose así con una nueva victoria. La segunda plaza se la adjudicará Alberto Meira, ya que diversos problemas electrónicos impiden que Bamarti pueda luchar por la victoria. En el grupo N dominio absoluto de Luis Penido durante toda la carrera.

Siguiendo a este rallye, el Rallye Do Albariño no nos depararía sorpresas. Con inscripción similar a los dos rallyes anteriores, la lucha durante todo el rallye se centrará en las dos primeras plazas, entre Senra y Bamarti, los cuales terminarán con apenas 3 segundos de diferencia. El tercer puesto será para Alberto Meira, que saliendo esta vez en grupo N, se adjudica también la victoria en esta modalidad, por delante de Luis Penido. En el grupo X destaca la actuación de Javier Martínez Carracedo que termina noveno de la general, llegando durante la carrera a superar a los Renault Clio en más de una ocasión.

Sin duda, este rallye se recordará por la escena final, con una entrega de premios en la que se da por vencedor a Bamarti. Posteriormente una revisión de los tiempos y la publicación de resultados oficiales dan por vencedor final del rallye a Manuel Senra, adjudicándose así la tercera victoria consecutiva.

El ecuador del Campeonato lo impone el Rallye de Narón, y de que manera, ya que, por desgracia, pasará a la historia no por sus méritos deportivos, sino por el trágico accidente que costó la vida del copiloto Alberto González. Si bien la carrera se presentaba interesante, ya que de conseguir la victoria, Manuel Senra sería campeón gallego matemáticamente , con sólo tomar la salida en una carrera más, la novedad la ponía Bamarti al participar con un Peugeot 306 Kit Car (ex – Villar).

{mosimage}

Un vertido de aceite encontrado por la organización de la carrera en los dos primeros tramos, y el posterior accidente llevarán a que sólo se disputen completamente dos tramos. Senra arranca como líder, superando a Roberto Blach en 11 segundos, al que le sigue el local Julio Doce en su Mitsubishi Evo VI. A Bamarti, el proceso de adaptación de su nueva montura no le permite pasar de la cuarta plaza. En el siguiente tramo, Ferreira, y el último del rallye, Blach hace un trompo, con lo cual cede la segunda posición a Julio Doce.

Después de haber realizado el tramo medio centenar de coches, se produce el trágico accidente del Renault Clio número 54 en el que fallece el copiloto Alberto González. Después de la actuación de los servicios de emergencia, la organización del rallye decide reagrupar los coches participantes en el parque cerrado y dar por concluido el rallye, estableciendo como clasificación general la suma de los dos tramos disputados.

Es así como Manuel Senra consigue la cuarta victoria de la temporada y tan sólo le haría falta participar en algún rallye más para conseguir la victoria dentro del campeonato. En este caso no se produjo una actitud tan caballerosa como la del campeón del mundo, Sebastián Loeb, meses después ante el accidente que costó la vida al copiloto “Beef “.

{mosimage}

La segunda parte del campeonato la compondrían los rallyes Baixa Limia, Botafumeiro, Noya y Cidade de Lugo. Senra, ya con el título en su poder tan sólo tomaría la salida en dos de ellos: Botafumeiro en donde obtendría su quinta victoria de la temporada y el Rallye de Noya en donde la rotura del motor del 306 Maxi le haría abandonar la carrera que lideraba una vez más.

El rallye Baixa Limia se presentaba como la gran oportunidad de varios pilotos ante la ausencia de Senra. Así, acompañan a Bamarti con el Peugeot 306 Kit Car, una buena legión de Mitsubishi: Meira, Chelís, Reiriz, Jorge Pérez, etc. componiendo una vez más, una inscripción de lujo dentro del campeonato. Aunque después del primer tramo parecía que la lucha estaba servida, ya que Meira dominaba por delante de Chelís y Bamarti con una diferencia mínima de 12 segundos entre los tres; un pinchazo y posterior salida de pista de Meira, junto con otra salida de Chelís, harían que Bamarti se hiciese con la primera victoria de la temporada.

{mosimage}

El rallye do Botafumeiro no deparará sorpresas. Con la nueva participación de Senra, éste se colocará en primera posición desde el principio del rallye, seguido de Bamarti. La lucha se establecerá en el tercer puesto que se lo disputarán durante toda la carrera tres pilotos: A. Meira, Chelís Gómez y el debutante Pablo Antelo, que participando con el Mitsubishi Evo VI marcará unos cronos muy interesantes. Finalmente el accidente de Meira en el último tramo del rallye dará la tercera plaza del podium al orensano Chelís tan solo siete décimas por delante de Pablo Antelo.

El Rallye de Noya presenta como principal novedad la presencia de Pedro Burgo, en su Mitsubishi Evo VIII MR, con lo cual la lucha en la cabeza del rallye se centrará entre Burgo, Bamarti y Senra. En los primeros tramos las diferencias entre los tres son escasas, pero en el tramo de Outes – Freixo, cuarto tramo del rallye, Senra se desmarca con una diferencia de 24 segundos sobre sus rivales. Esta diferencia no le servirá de mucho, ya que en el segundo paso por ese tramo, el motor del Peugeot se rompe y esto le hace abandonar la carrera. Similar suerte la de Pedro Burgo, ya que un fallo eléctrico de su Mitsubishi termina con su rallye en el tramo de Montemuiño. De esta manera Bamarti obtiene su segunda victoria en el campeonato, aunque con la sensación de ser una victoria no peleada.

{mosimage}

El rallye Cidade De Lugo pone el broche final al campeonato 2005. A pesar de ser el último de la temporada, la inscripción no se resintió. La ausencia un año más de Senra, quedó solapada por la presencia de tres S1600: Vallejo con el Fiat Punto, Luís Vilariño con un Clio habitual de Fombona, y Carballido en un Saxo. Además de estas figuras no falta Bamarti, Meira y un Pedro Burgo, que después de una temporada con bastante mala suerte no tiene más ilusión que repetir el triunfo de la pasada edición de este rallye.

Aunque a priori, muchas de las apuestas situaban a Vallejo como favorito, lo cierto es que después del primer tramo, Bamarti se coloca primero, seguido de un Pedro Burgo al que problemas en diferencial de su EVO VIII le hacen pensar que no podrá continuar la carrera. Una vez solucionados los problemas mecánicos de su Mitsubishi, Burgo no da tregua a sus rivales y se alza así con la segunda victoria en el rallye de su tierra. Finalmente Vallejo no podrá superar a Bamarti y termina tercero dentro de la clasificación general. Es de destacar también la buena actuación de Luis Vilariño que se coloca cuarto en su primer rallye a bordo de un S1600.

{mosimage}

El campeonato de grupo N este año ha sido para el equipo formado por Luis Penido y Javier Mazas a bordo de un Mitsubishi Evo VI. La diferencia de montura entre este coche y los Renault Clio hicieron que la lucha se centrase en los segundos puestos, y que la victoria fuese conseguida de una manera bastante cómoda por el piloto de Santiago.

{mosimage}

En cuanto al grupo X, este fue conseguido por Javier Martínez Carracedo a bordo de su Renault 5 GT Turbo. La regularidad en sus participaciones hizo que llegado el último rallye con solo tomar la salida ya obtuviese el campeonato. Como rivales más directos tuvo a Costoya y sobre todo J. Ferreiro, pero el hecho de que estos no participasen en todas las pruebas facilitó la labor de Carracedo.

{mosimage}

El Campeonato Gallego de Rallyes sigue un año más, destacando por su cantidad pero adoleciendo de emoción y, en cierta medida, de calidad. Senra vence, a simple vista, como y cuando quiere, ante rivales que no están a su nivel. Martinez Barreiro lo intenta con todos sus medios, incluso con diferentes vehículos, pero no es capaz de seguir los pasos del de Dumbría, y aún encima, cuando éste no está, vienen otros a incomodarlo. Por detrás de éstos, pilotos que no siguen el campeonato al completo como Meira, Blach, Reiriz, Pérez, ponen notas de emoción en algunas pruebas.

Penido en Grupo N no tiene rival y progresa adecuadamente en la conducción del Evo. En la misma línea, Chelís Gómez, le va cogiendo el feeling al Mitsubishi, y además se hace notar con la sorprendente imagen de su equipo. El espectáculo una vez más viene de los Gr.X, sobre todo de Ferreiro, y del que a la postre se llevaría el título, Carracedo, cuyo GT-Turbo impresiona a más de uno.

En donde hubo más emoción fue en las Copas de Promoción:

En la Copa Clio Renault Sport, César Rodriguez Simal, dejo ver claramente lo que desde hace muchos años venía queriendo demostrar. Siempre había sido un piloto muy rápido, pero sus diferentes monturas no le permitían superar un cierto listón.Pocos eran los que se habían fijado en él. Este año, llegó tarde a la Copa Clio, pero aún con este hándicap, puso mano firme en la consecución del título y lo consiguió, dejando a los demás competidores por detrás. Torres acostumbrado a las primeras plazas, no pudo pasar de la segunda. Por detrás, Carlos Couto, también dejo entrever un piloto rápido, con mucha garra, pero a veces irregular. La tercera plaza del podium es una gran recompensa para él.

En el Trofeo Driver, la emoción llegó hasta el último tramo del último rallye, en el que Andrés Fraga se impuso a todos sus rivales, dejando a Ruben Dominguez y Oscar Veiga las dos siguientes plazas, respectivamente. Un campeonato con poca repercusión, con numerosa participación, pero que entre la diversidad de coches, los diferentes cambios en la clasificación por diversos errores en su confección, la diferencia entre junior y senior, y otros aspectos, no es fácil de seguir por la afición y por la prensa. En el apartado junior, Adrían Díaz, es el que se ha proclamado vencedor, aunque empatase a puntos con Abalo.

En el Trofeo Autopark 1000, Basi Fernández no dió muchas opciones a sus rivales, imponiendose claramente. Tan sólo Fernándo González y José Luis Castro, que se clasificaron a continuación, le pusieron las cosas díficiles en alguna ocasión.

Coméntalo en el foro:
{mos_smf_discuss:Charlas racing}

suzuki

rallystore

Archivos

Categorías

Sentimos molestarte con esto de las Cookies, lo que nos mola son los Rallyes pero es por imperativo legal. Puedes ver aquí la Política de Cookies, si continúas navegando te informamos que la estás aceptando ;)    Ver Política de cookies
Privacidad