A pesar de mantener su compromiso con Toyota en el Mundial de Resistencia y de participar en la Fórmula E con Venturi, Stephane Sarrazin se sigue acordando de los rallyes. Por eso ha creado una empresa de preparación de coches de competición con sede en Cevennes (Francia), indica Autosport.
Sarrazin Motorsport -así se llama la compañía- tiene un Hyundai i20 R5, además de un Fabia de la misma categoría. Este último es el elegido para aparecer este fin de semana en el Tour de Corse.
“Llevo tiempo pensando en lanzar mi propio equipo; estaba esperando las condiciones adecuadas y creo que es el momento. Mi carrera como piloto me permite aprender en diferentes niveles y sobre distintos aspectos; no sólo hablamos de competir, sino de los programas de desarrollo en los que he estado involucrado”, explica.
La empresa se dedicará a “apoyar a nuevos talentos en su crecimiento y en su lucha por victorias. No excluimos llegar a los circuitos en algún momento: estamos abiertos a todas las opciones, pero vamos a ir paso a paso”, añade.
Sarrazin ya ganó el Tour de Corse en 2014, cuando la prueba formaba parte del campeonato europeo. “Empezar aquí es un guiño a mi trayectoria y muestra las ambiciones de la formación”, ha señalado.

Stephane Sarrazin, en el Tour de Corse con su propio equipo

Sobre el autor
-