Con el certamen en su penúltima cita de la temporada, Petter Solberg podría sentenciar su segundo título mundial de Rallycross este fin se semana en Italia. El rey quiere seguir en su trono, invicto y ampliando un palmarés envidiable. Las matemáticas le son favorables al noruego en el circuito de Franciacorta, si bien existen más opciones de que el desenlace se produzca en la última y definitiva prueba del año, prevista para finales de noviembre en Argentina. Solberg se juega el Campeonato con el sueco Timmy Hansen, al que apenas le separan 19 puntos de distancia; diferencia que el de Peugeot ha conseguido recortar en las últimas citas.

El caso es que mientras el pasado año algunos intuían la vuelta de Solberg a los rallyes, de momento el excampeón mundial del WRC parece encantado con esta disciplina -no es para menos, habida cuenta de la repercusión que está teniendo- a la que se suman de forma permanente nuevos efectivos… y antiguos compañeros de tramo. El último en incorporarse con un programa a tres años vista es Gigi Galli. El italiano, que debutó en el WolrdRX hace un año en este trazado, estrena también en casa el coche con el que disputará este certamen: un Kia RIO Supercar construido en su país por la empresa Danisi Engineering y que de momento vivirá su particular shakedown antes del desembarco definitivo a partir de la próxima temporada.

«De momento no voy a hablar de resultados porque todavía es prematuro. Queda mucho trabajo por hacer antes de empezar a pensar en victorias», ha dicho el trasalpino tras la presentación oficial del coche celebrada hace unos días. Seguidores no le van a faltar al tipo que, como Solberg, mejor encaja con una disciplina en la que velocidad y espectáculo van juntas de la mano…

Solberg a por el título; Galli, debut oficial con un KIA Supercar

About The Author
-