Sébastien Loeb: “He tenido ganas de decir que quizás haya sido mi mejor victoria”

“Ha sido una lucha hasta el final, y cuando me enteré que había ganado al final de la última cronometrada, fue una sensación increíble. Ha sido un verdadero placer verme otra vez ahí después de estos años, porque mis adversarios no han bajado el ritmo en ningún momento. No pude bajar la marcha para volver a pilotar sobre tierra el viernes, o sobre el asfalto mojado ayer. Hemos ido rápidos esta mañana después de acertar con la elección de neumáticos, a pesar de un pequeño error en la penúltima especial. En este momento, después de cómo ha ido el rally, he tenido ganas de decir que quizás haya sido mi mejor victoria, y estoy encantando de asegurar que ha sido un merecido resultado para el equipo”. Han sido las palabras de Sébastien Loeb después de conseguir la victoria en el Rallye de España.

Aunque Sébastien Loeb había ganado en España ocho veces consecutivas (entre 2005 y 2012) antes de participar en el rally de este año, no había disputado la prueba desde 2012. Sin embargo, sus tres victorias de tramos en México, donde también por poco tiempo lideró la general,  y otras tres en Córcega, hicieron presagiar que podría hacerlo bien. Con la gran ayuda de su fiel copiloto Daniel Elena, el nueve veces campeón del mundo lo hizo incluso mejor, mostrando una vez más su increíble habilidad de adaptación a todas las condiciones, para lo que trabajó con el equipo en los reglajes de su C3 WRC, finalizando la primera etapa disputada sobre tierra en el cuarto lugar, a solo 0,5 segundos del tercer clasificado y a 3,4 del segundo. Además, marcó un increíble tercer mejor tiempo (+ 2,0s) y luego un segundo (+ 2,9s) en la decisiva especial de La Fatarella – Vilalba (38,85 km). Por otro lado, Craig Breen, quien llegó a ser quinto a tan sólo 7 décimas de su compañero de equipo y campeón del mundo, terminó la primera etapa en el octavo lugar después de un trompo.

Sebastian Loeb

Lo más difícil aún estaba por venir para Sébastien Loeb, cuando en la etapa del sábado tuvo que adaptarse al asfalto. Además, las carreteras estaban húmedas, lo que le supuso el desafío adicional de tener que correr en condiciones que no había experimentado durante cinco años en un rally. Una vez más, sorprendió a todos: después de volver a familiarizarse con las condiciones en el bucle de la mañana, ganó la ES12 (21,26 km), mientras a su alrededor luchaban por conseguir el título de pilotos, y ascendió al tercer lugar, a solo 3,3s del segundo clasificado y a 8 del líder. Por desgracia Craig Breen cayó hasta el noveno puesto después de protagonizar otros dos trompos.

A sabiendas de que la última etapa sería decisiva para conseguir un lugar en el podio, el Citroën Total Abu Dhabi WRT había recibido un duro golpe al comienzo de la jornada. El equipo pudo prever a la perfección que las carreteras se secarían, y Sébastien Loeb fue el único piloto que montó cuatro neumáticos slicks duros para la disputa del primer bucle. Con dos victorias de tramos, llegó al parque de asistencia como líder, 7,1s por delante del segundo clasificado. A pesar de llevarse un pequeño susto (se le caló el coche en la rotonda durante la ES17), el francés logró llegar hasta el final del rally asegurando su 79ª victoria en su carrera en WRC por tan sólo 2,9 segundos de ventaja, cinco años después de su última victoria en un rally (Argentina 2013). Esta impresionante actuación dio a Citroën su primera victoria de la temporada y la número 99 de su larga historia en el campeonato del mundo.

Sébastien Loeb: “He tenido ganas de decir que quizás haya sido mi mejor victoria”

About The Author
-