y además esperando que nada ocurra. La segunda etapa de la cita española en el WRC va a resultar todo un reto para los vehículos participantes en esta prueba. Porque serán 128 km, dividos en dos secciones y ocho tramos en tierra o mixtos que tendrán que recorrer los equipos sin ningún tipo de asistencia intermedia. Tan solo se permitirá el cambio de neumáticos que deberán realizar los propios participantes en el Tyre Fiting Zone habilitado tras el único reagrupamiento de la jornada.

Así que quien comience la etapa con ruidos sospechosos en el cambio o la transfer, humos inadvertidos por un lateral del capó delantero o con el pedal de freno que se viene abajo…. lo va llevar muy crudo.

Por si fuera poco este reto, el último día de carrera se repetirá un formato similar, esta vez sobre asfalto, con tres tramos a doble pasada y un recorrido de 76 km cronometrados para los que no habrá ni asistencia ni cambio de neumáticos; apenas un reagrupamiento para enconmendarse a cualesquiera que sean las divinidades de las religiones que practique cada uno para que les ayude a que nada se tuerza. Ya no va a valer lo de pisar a fondo y confiar en mis amigos de la asistencia para que me reconstruyan el coche nuevo a mediodía antes de afrontar los tramos de la tarde. Aquí tocará jugar con la regularidad y el mimo mecánico.

En total el RallyRACC Catalunya-Costa Daurada lo componen cuatro etapas y casi 334 km cronometrados, entre los que se mezclan tramos conocidos y nuevas incorporaciones. El primer día, jueves 22 de octubre, solo se disputará la super especial de la parte baja de Montjuic (los mismos 3,20 km del pasado año) cerrándose la carrera el domingo 25 con la power stage de Desaigües.

Pincha aquí para acceder al itinerario de este año del RallyRACC Catalunya-Costa Daurada

RallyRACC: muchos kilómetros con los dedos cruzados

About The Author
-