¿Eres un experto en la materia o estás ante tu primera aproximación a los rallyes? El vocabulario relacionado con esta disciplina es amplio y, especialmente para los “noveles”, puede ser algo confuso: te contamos cuáles son los términos más comunes en el WRC (World Rallye Championship, Campeonato del mundo de Rallyes, en sus siglas en inglés) y te aclaramos su significado de la A a la Z. Si se te ocurre alguno más que no está en la lista o tienes alguna duda, ¡deja tu comentario!

Campeonatos

Los principales certámenes en el Mundial de Rallyes son el Campeonato de Pilotos y el de Constructores. La puntuación es diferente en cada uno:

– Los pilotos logran tantos si terminan entre los 10 primeros clasificados de un rallye. Los copilotos reciben puntos de la misma manera; si el navegante cambia a lo largo de la temporada, sería posible (en teoría) que el título de pilotos y el de copilotos recayeran en distintos equipos.

– Los constructores tienen dos opciones: pueden inscribirse como fabricantes -estarán obligados a competir en todas las citas del campeonato utilizando dos coches; han de pagar 311.510 euros– o como equipo WRC. Si escogen esta alternativa, deben presentarse en, al menos, siete pruebas del certamen con uno o dos World Rallye Cars (vehículos de la máxima categoría). La tasa de admisión en este caso es de 43.620 euros.

En ambos supuestos, los equipos tienen que decidir antes de que comience la cita cuáles son los pilotos que puntuarán para la formación. Este año, una nueva norma establece que las escuadras sólo necesitan designar a su “primer espada” para diez rallyes (la temporada tiene 13 pruebas). El segundo coche del equipo puede ser conducido por diferentes pilotos.

En el Campeonato de Constructores sólo obtienen tantos los participantes designados por cada formación… Y, de nuevo, cuentan únicamente los diez primeros. Atención, pues es posible que un piloto ocupe el puesto 18º en la tabla, pero si por encima de él hay algún otro que no puntúa para su equipo, todavía puede llevar tantos a su escuadra.

También existen certámenes de Pilotos, Copilotos y Constructores en las categorías WRC2 y WRC3. Aquí, los participantes deben competir, al menos, en siete rallyes, aunque sólo contarán los seis mejores resultados.

Coches y categorías

Varias clases de vehículos compiten en el WRC. La FIA (Federación Internacional de Automovilismo) las ha renombrado en 2014:

Khalid Al Qassimi, Rallye de Portugal 2014

Khalid Al Qassimi, Rallye de Portugal 2014

RC1World Rally Cars, llevan motores 1.6 turbo.

RC2: engloba a los Súper 2000 (motor 1.6 turbo con brida de 30 mm y propulsor 2.0 atmosférico), R5, R4 y Grupo N de más de 2.000 cc (los actuales N4).

RC3: Hablamos de los Grupo A entre 1.600 y 2.000 cc, Súper 1600, R2 (con mecánicas entre 1.600 y 2.000 cc), R3 atmosféricos (motores entre 1.600 y 2.000 cc), R3 turbo (hasta 1.620 cc) y R3 diésel (hasta 2.000 cc).

RC4: Son los Grupo A con mecánicas hasta 1.600 cc, R2 (entre 1.390 y 1.600 cc), Kit Car hasta 1.600 cc y los Grupo N con propulsores de 1.600 a 2.000 cc.

RC5: Vehículos Grupo N hasta 1.600 cc y R1 con motores hasta 1.600 cc.

RGT: Se trata de los GT para rallyes.

Por otra parte, está el Mundial Júnior, donde los Citroën DS3 R3T sustituyen al Ford Fiesta R2, y la copa monomarca Drive D-Mack Fiesta (con Ford Fiesta, como su nombre indica).

Control horario

Para mantener el horario establecido, el organizador de un rallye emplea controles de tiempo. Normalmente, se producen antes de cada tramo y antes o después de un parque de trabajo (o de servicio). Los copilotos utilizan las hojas de tiempos con el fin de saber cuánto necesitarán para completar cada sección y así calcular su propio horario de llegada. Si no son capaces de cumplirlo, habrá penalizaciones, sumando 60 segundos por cada minuto de menos -es decir, si llegan antes de la hora estimada- y 10 segundos por cada minuto de más (si llegan después de lo calculado). Estas penalizaciones se añaden al crono total invertido en completar las especiales.

Enlace

Los participantes van de un tramo a otro por los enlaces: carreteras que conectan las especiales y que están abiertas al tráfico, por lo que los pilotos deben respetar las normas de circulación y llevar las correspondientes matrículas en el coche.

La distancia de cada enlace puede variar mucho, por lo que el organizador calcula antes de que se celebre el rallye cuánto tiempo necesitarán los participantes para recorrerlo. Los responsables de la prueba lo completan a la misma hora a la que lo harán los pilotos para tener en cuenta incidencias como atascos, semáforos o accesos complicados.

Sebastien Ogier, Rallye de Portugal 2014

Sebastien Ogier, Rallye de Portugal 2014

Etapa

Cuando un rallye se desarrolla durante varios días, se divide en etapas. Anteriormente, los organizadores estaban obligados a respetar el formato viernes-sábado-domingo. Sin embargo, la FIA ha permitido en los últimos años que se adopten otras combinaciones: Montecarlo, por ejemplo, empezó un miércoles y tuvo cuatro etapas (cuatro días), mientras que la prueba finlandesa se celebra en dos etapas y termina el sábado por la noche. Los resultados al final de cada etapa determinan el orden de salida de los equipos del WRC al día siguiente.

Hoja de tiempos

Se trata de un elemento indispensable; si la pierdes, estás fuera del rallye. El copiloto la utiliza para calcular su hora (y minuto) de llegada al siguiente control horario y ese dato es confirmado en la hoja de tiempos por los comisarios, que añaden a esta tarjeta el tiempo real al final de cada tramo. Así, es posible rectificar rápidamente cualquier error más tarde.

Horario

El horario establece cuándo y dónde se celebran las especiales, los parques de trabajo y los reagrupamientos. Todos los tiempos están calculados teniendo en cuenta el primer vehículo que compite en la cita.

Desde 2014, los horarios de las pruebas del WRC se han estandarizado:  la ceremonia de salida tiene lugar los jueves, mientras que el último tramo se lleva a cabo el domingo, sobre las 12:00 de la mañana. Esta especial es el Power Stage, que debe tener, al menos, diez kilómetros de longitud. Sin embargo, esta norma es flexible, si nos atenemos a los ejemplos de Montecarlo y Finlandia mencionados en la definición de Etapa.

Notas

Los pilotos necesitan palabras clave para completar una especial: aunque se acuerden de los lugares por los que han pasado durante los reconocimientos, es imposible recordarlo todo cuando se recorre un tramo de 50 km (o más) a gran velocidad. Hay muchísimas curvas, rasantes, cambios de piso, baches… y todos ellos demandan la máxima concentración. Así, en los entrenamientos, el piloto dicta la información que necesita a su copiloto. Durante el rallye, el navegante lee al piloto estas notas. La cantidad de detalles varía mucho según los participantes: algunos apuntan hasta las mínimas referencias (árboles, señales de tráfico, piedras), mientras que otros, cuando están tras el volante, sólo quieren conocer los datos esenciales.

Así es el trabajo de un copiloto: Luis Moya

Orden de salida

Desde 2014 no hay un tramo de calificación que establezca el orden de salida un día antes del inicio del rallye. Ahora, los participantes afrontan las especiales de la primera jornada según el puesto que ocupan en la tabla del campeonato. Durante la segunda y tercera etapas, los pilotos P1 y P2 salen en orden inverso a la clasificación del día anterior. Los coches que se reenganchen bajo el sistema Rallye 2 (es decir, que han abandonado en la jornada anterior y vuelven a la prueba) son los primeros en abrir pista al día siguiente.

Fuentes: propias, VW Motorsport

Rallyes: de la A a la Z (I)

About The Author
-