¿Y ahora qué? La situación está abierta a muchas interpretaciones de lo que pueda ocurrir en el rallye del regreso al cole en el Nacional. Directa o indirectamente Iván Ares se ha convertido en el centro de atención de todas las miradas desde el anuncio de su participación en esta prueba con el Skoda Fabia R5. Categoría que, como demostró Víctor Senra en Ferrol, es capaz de ganar un rallye… siempre que Cristian y su Evo no tengan el día. Y esa puede ser otra de las claves: ¿qué hará el piloto aragonés y casi campeón de España en esta temporada 2016?; ¿saldrá a ganar o pensará en el Campeonato y a lo mejor a partir de ahora empieza a asegurar resultados?

Que Ares irá a por todas es algo que nadie duda. Es una buena oportunidad de mostrar a los patrocinadores (los que están y los que puedan venir) lo que puede dar de sí con este vehículo y en una situación más relajada que la vivida en Canarias, pudiendo deparar una carrera en la que, con el que se considera uno de los R5 más punteros, podríamos ver cuánto de potencial tiene el Evo y qué medidas podría tomar la Federación con estos vehículos a partir de la próxima temporada… aunque en este punto volvemos a las preguntas que hemos formulado líneas arriba.

De cualquier forma se presenta una cita de lo más interesante, en la que si solo nos fijásemos en esos dos focos de atención no haríamos justicia a una lista de inscritos que, como habéis podido ver en noticias anteriores publicadas en nuestra web, además de numerosa tiene mucho atractivo para salir del letargo estival.

Así, habrá que ver también qué da de sí el Citroën de los hermanos Vallejo, o Luis Monzón, que vuelve a ponerse a los mandos de un R5… quien sabe si tanteando ya un posible retorno en 2017. El madrileño Alberto Monarri, compañero de Cristian, tiene también mucho que decir, quedándose una vez más Pedro Burgo como el único bastión Porsche en este certamen. Será la prueba de despedida de su unidad… mientras en el que equipo deshojan la margarita pensando en qué optar para lo que resta de año y, más importante, para 2017.

Y no, no nos hemos olvidado de Manuel Mora; al contrario. Si el año pasado en una de sus primeras pruebas con un R2 ya daba la campana, nadie debería sorprenderse si ahora con el Fiesta R5 mete el miedo en el cuerpo a los gallos del certamen. Mucho ojo con él y sus opciones en este rallye, por mucho que sea una novedad el salto de categoría y tipo de vehículo.

Superado también el Rallye del Bierzo (con Amador Vidal a sus mandos) el Swift R+ del equipo oficial Suzuki debería dar un paso más en cuanto a cronos y empezar a ver la posición en la que se encontraría frente a los R5. El tiempo, desde luego, no va a ser tan extremo en temperaturas como las últimas citas en las que ha corrido esta unidad.

¿Y hace un año?, pues hace un año la cosa iba de duelo de Porsches: dos en concreto. Fuster y Ares se tomaban las medidas durante todo el rallye, pero la lluvia y la elección de neumáticos marcó el desenlace. El gallego se la jugó con neumáticos duros en la última sección, mientras Fuster y Vallejo optaron por blandos. Uno falló, los otros acertaron. Por cierto, rallye que en su apartado europeo vencía Jonathan Pérez, piloto que este año ha decidido echar el freno de mano tras encadenar demasiados abandonos. Una lástima después de un buen arranque de temporada.

Vamos a recordar cómo fue el Princesa del pasado año…

Rallye Princesa: atrévete tú con las quinielas

About The Author
-