Shakedown del rallye de Llanes. Fuster, con ritmo y con tiento; Ares, buscando límites y rápido, fiel al estilo que ha ido imponiendo a lo largo de esta temporada. Un mal pensado podría imaginar que es la táctica que buscarán ambos en esta penúltima prueba de la temporada en el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Claro que todavía quedaban muchas horas hasta el inicio de la carrera; demasiadas quizás desde esas 11 de la mañana en el tramo de pruebas del rallye asturiano ponía fin al aperitivo de la que puede ser prueba determinante. Mucho tiempo para pensar… y soñar.

Fuster quiere calma y mesura; queda un largo rallye por delante y aunque tiene muchos boletos para llevarse el premio gordo en esta temporada, todo puede pasar. En Llanes sigue habiendo algunos de los tramos más difíciles de este certamen, como reconocía en la tarde noche de ayer el alicantino, último piloto en pasar por la ceremonia del podium de salida en el centro de esta localidad asturiana. El día se anuncia seco y las quinielas dicen que no necesita ganar para ser Campeón. Un segundo puesto tras una hipotética victoria de Ares sería suficiente para alzarse con el quinto entorchado.

Ares, por su parte, y dentro de esa relajada-tensión-controlada prefiere mirar atrás y hacer balance del gran año que ha protagonizado. «Si ganamos sería la leche; si no, creo que la temporada igualmente ha sido inmejorable». Está claro que si en aquel lejano Villa de Adeje alguien le dice al gallego que iba a llegar a Asturias disputándole de tú a tú el título a Miguel Fuster hubiera alucinado mientras pondría una de esas sonrisas de oreja a oreja que regala cuando las cosas van por donde tienen que ir.

Pase lo que pase, el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto ha estado y sigue estando de lo más interesante en esta temporada. La llegada de Ares ha sido como esa piedra que cae en medio de un estanque de agua, un toque de atención a los veteranos del certamen, un nuevo factor que entra en la ecuación y en la que en 2016 la federación quiere modificar el producto final planteando nuevas medidas como la reducción de potencia de los GT con la introducción de una brida de la que todavía no está claro cuál sería el resultado final (se habla de en torno a 100 CV menos de potencia). Esta noche sabremos si el Nacional de Rallyes cuenta con un nuevo Campeón o quizá hay que esperar hasta Madrid…

Pase lo que pase, este ha sido un gran año para los dos

About The Author
-