Esa, parece, será la denominación definitiva de la nueva categoría de vehículos que participará en los campeonatos de España de rallyes a partir de 2016. Inspirada en la categoría reina de los rallyes argentinos, compartirá gran parte de su reglamento técnico, aún en fase de redacción. Como tipología de automóviles que cuenta con el visto bueno de la FIA -incluso para participar en pruebas regionales FIA como el European Rally Trophy- tratará de ser una alternativa más económica a los R5 (obviamente también diferirá en prestaciones) y su intención es la de convertirse de forma progresiva en la sustituta de los actuales R4.

La clave de los futuros N5 descansará sobre la estandarización de las partes mecánicas (propulsor, puentes, transmisión) bajo distintas carrocerías de vehículos del segmento B, y la igualdad de elementos entre ejes (palieres, brazos, frenos…). De la misma forma deberían ser vehículos con costes de mantenimiento más reducidos, sobre todo si se comparan con los R5.

A tenor de las experiencias que pudo vivir Amador Vidal en un reciente viaje a Argentina, el vehículo cuenta con una buena base, si bien no se pueden sacar más conclusiones efectivas hasta que el mismo se ponga en carrera en nuestro país. El gallego y bicampeón de España de rallyes de tierra tuvo la ocasión de subirse a dos unidades de Baratec (división del preparador Barattero para la construcción de este tipo de vehículos) y de ellas Amador resaltó las buenas sensaciones de coche de carreras que transmiten.

Con el proyecto todavía madurando, a estas alturas aún se plantean algunas incógnitas. RMC ya ha anunciado su intención de traer unidades, aunque todavía sin conocer las características definitivas de la categoría. AR Vidal también estaría interesada; más aún con la experiencia atesorada en el Polo N1 campeón de España, que prácticamente se reconstruyó por completo y se mejoró en las instalaciones de la localidad gallega de Vimianzo. Todo estará más claro con la aprobación del reglamento definitivo, hecho que debería producirse en las próximas semanas. Lo lógico es pensar que la de 2016 será una temporada de prueba, y a partir de ahí -como dice el otro- lo que surja…

No me llames Maxi Rally; llámame N5

About The Author
-