En uno de los más electrizantes finales de la historia del WRC, Hyundai Motorsport ha obtenido una impresionante victoria en Rally Argentina, la quinta ronda del WRC 2017, con Thierry Neuville y Nicolas Gilsoul.

Neuville

El resultado marca la segunda victoria consecutiva del equipo tras el Tour de Córcega, y su quinto victoria en el WRC. No sólo es la primera vez que Hyundai Motorsport ha asegurado dos éxitos consecutivos, la tripulación belga se convierten en los primeros ganadores que repiten de la temporada 2017.

Neuville comentó que: “No puedo creerlo. Nunca he vivido un final tan nervioso en los minutos finales de un rally en mi carrera. Es un resultado asombroso y tengo que dar las gracias en primer lugar al equipo por todo lo que han hecho. Enhorabuena a Elfyn, que mantuvo una increíble pelea este fin de semana. Di absolutamente todo lo que tenía en los tramos finales. Después del difícil comienzo del rally, me hubiera valido lograr el segundo puesto, pero es una sensación especial ganar otra vez. Ha sido un rally emocionante pero loco desde el principio, por lo que salir con la victoria es fantástico. Queríamos mantener nuestro impulso después de Córcega y esta fue la manera perfecta de hacerlo. La victoria en el Power Stage es sólo la guinda del pastel y nos da un impulso muy importante en el campeonato de pilotos y constructores. No podríamos haber pedido más”.

Mientras tanto, los problemas continuaron para Dani Sordo y Marc Martí, ya que sufrieron un pinchazo en el Power Stage. Fueron capaces de llevar su coche a meta y acabar octavos en general.

Sordo dijo que: “Ha sido un fin de semana horrible para nosotros. Todo terminó casi tan pronto como había comenzado. Cuando se pierde tanto tiempo es imposible recuperar. Sólo tuvimos que concentrarnos en llevar el coche hasta el final, pero incluso eso fue difícil. El pinchazo en El Cóndor fue al principio, y culminó nuestra mala suerte este fin de semana. Increíblemente lamentable y es una pena porque creo que teníamos un coche para hacerlo mejor. Sólo quiero olvidar y mirar hacia Portugal”.

Neuville

El escenario para el enfrentamiento final entre los dos equipos que competían frente a frente por la victoria fue el tramo de El Cóndor, el Power Stage. Una conducción rápida y limpia por parte de Neuville fue suficiente, ya que triunfó por sólo 0,7 segundos. El resultado entra en los libros de historia como el tercero más cerrado en el WRC después del Rally de Jordania en 2011 (0,2 s) y el Rally de Nueva Zelanda en 2007 (0,3 s).

Thierry Neuville: “Di absolutamente todo lo que tenía en los tramos finales”

Sobre el autor
-