¿Recuerdas que Mikko Hirvonen había probado un monoplaza de F1… entre otras muchas cosas tras retirarse del WRC (tienes el enlace a la noticia bajo estas líneas)? Pues tuuliasi.fi ha revelado el vídeo en el que recoge la experiencia.

El finlandés estuvo en el circuito de Paranu (Estonia), donde se puso al volante de un Williams de 2007. Completó diez vueltas. «Fue una experiencia fantástica, una pequeña muestra que me dejó con ganas de más», ha confesado a wrc.com. «Quizá es parecido a un coche de rallyes; hasta cierto punto es fácil de pilotar, pero sólo cuando empiezas a buscar el límite sientes el beneficio de la carga aerodinámica y los frenos. No fui capaz de sacar el máximo rendimiento del monoplaza, me faltaba un poco para llegar a ese nivel», ha comentado.

«Te sientas muy abajo y no ves bien las curvas. Luego está el motor… Simplemente, siempre tiene potencia, aunque vayas en séptima; nunca dejas de acelerar. Me llevó algo de tiempo acostumbrarme a pilotarlo, especialmente cuando estás habituado a cierta inclinación de la carrocería y tienes que encontrar el agarre. Físicamente es más agotador que un WRC, notas mucho más la fuerza de la gravedad en tu cuello», añade.

Mikko Hirvonen, en un monoplaza de F1

About The Author
-