El finlandés se retiró del Mundial a finales de 2014, pero no ha dejado de sentir la llamada de la competición y la velocidad. El próximo proyecto de calado de Mikko Hirvonen es el Dakar, al volante de uno de los Mini de X-Raid. Antes probará un John Cooper Works (ex-Prodrive y ahora preparado por Auto-Laca Competición) en el Rallye Isla de Lanzarote, que se disputará el 27 y 28 de noviembre, según recoge wrc.com. A su lado, su inseparable Jarmo Lethinen.

Mientras se prepara para uno y otro evento, Hirvonen sigue colaborando con la revista Tuulilasi. Le sirve para «hacer manos», por decirlo de alguna manera, ya que en esta ocasión ha explicado cómo conducir un coche de propulsión trasera. Y ha elegido nada menos que un Ford Escort Mk2 RS1800 de su propiedad. A los finlandeses se les da bien ir de lado; les sale tan natural como respirar. Es así.

 

Mikko Hirvonen, con Auto-Laca en el Rallye Isla de Lanzarote

About The Author
-