El piloto bielorruso busca ahora ese objetivo tras lograr la victoria en el Rallye de Estonia. Por ese motivo, Alexey estará presente en el próximo Barum Rally, si bien no con el Ford Fiesta R5 que literalmente deshizo en el Rallye de Finlandia, puntuable para el WRC.

El equipo local H-Racing ha ofrecido a Lukyanuk otra unidad con la que disputará el rallye checo, segunda prueba de asfalto que afronta el campeón de Rusia y Estonia de rallyes tras su participación en Irlanda a principios de año.

Equipo local, costes logísticos más reducidos… y una buena oportunidad para que Alexey pueda seguir sumando puntos y luchar por un objetivo que parece factible si el francés Robert Consani no logra remontar los casi 30 puntos de diferencia que tiene con su rival. Porque del resto, no hay mucho más donde rascar.

“Tenemos cuatro pruebas por delante y puntuar en todas y cada una de ellas es importate si queremos luchar por ese objetivo. Nuestra meta en el Barum es sumar la mayor experiencia posible en asfalto. Tengo alguna experiencia sobre esta superficie pero no la suficiente como para pelear por las primeras posiciones”, ha reconocido Lukyanuk a la web del organizador de este certamen.

Lukyanuk quiere un podio en el ERC

About The Author
-