Aparentemente nada ha cambiado y todo sigue igual. La guerra Lukyanuk – Kajetanowicz por las victorias en el ERC se mantiene en el arranque del Rallye Azores.

Esta mañana se ha disputado el tramo Qualifying y en el mismo se ha impuesto el piloto bielorruso por apenas 7 décimas de diferencia frente a su rival polaco y vigente campeón del certamen continental. Todo ok, todo perfecto, algo de lluvia en la parte final -no parece haber cogido a todos en esta situación- tramo rápido y bla, bla, bla… pero claro, Lukyanuk, que nunca ha corrido esta prueba, se enfrenta ahora al dolor de cabeza -palabras textuales- de tener que escoger la posición de salida. Caramelo envenenado para el ganador del ERC en Canarias, en una prueba de tierra en la que ha llovido en días pasados y al parecer sigue haciéndolo a ratos. Y ahora viene lo difícil: ¿salgo muy atrás y me arriesgo?, ¿no tan atrás y a lo mejor pillo demasiada tierra o barro?

Lukyanuk a lo mejor tendrá que pedir consejo a Ricardo Moura. El piloto local, buen conocedor de estas especiales y del tipo de piso de la isla, ha sido uno de los damnificados por la progresiva aparición de la lluvia en el tramo de Remédios, lo que le ha hecho ceder más de 5 segundos con respecto al líder. No obstante, en el trance Moura apenas cae hasta el cuarto puesto, por detrás de Ralf Sirmacis, pero claramente destacado como mejor piloto portugués en esta cita… de momento. Joao Barros y Fernando Peres han ocupado la novena y décima posición, cediendo ya más de 7 y 8 segundos en una especial de apenas 3 kilómetros de longitud.

Si el tiempo cambiante es la tónica del fin de semana, se augura un rallye complicado… La fiesta empieza esta tarde con cuatro tramos cronometrados.

 

Lukyanuk y la difícil elección de puesto en Azores

About The Author
-