Los rotulistas que «hacen números» para ir a verificar…

«Por aquellas casas -señala- se ha pasado corriendo en todos los sentidos», me comenta Iván Vázquez en el medio de la carretera en el lugar de Vilaboa, en Grandal, una aldea del ayuntamiento de Vilarmaior. Más en concreto, me habla en frente a la puerta de una casa familiar en la que dos de los arrimos anexos son las instalaciones de la empresa de diseño y rotulación que ha montado con su hermano Diego. Desde allí, cuando todavía gateaban ya podían escuchar -incluso ver- el Rallye Ciudad de La Coruña a su paso por Doroña; tramo que hoy en día está incluido en el Rallye de Ferrol o en el Rallye Rías Altas Histórico. Con esta situación de por medio, o iban a odiar las carreras o iban a ser unos aficionados de pura cepa y en este último caso, solo faltaba saber si todo quedaba en un simple hobby… o en algo más. 

En diciembre de un ya lejano 2005, la empresa Rallycar puso en marcha una selección de pilotos para jóvenes españoles de entre 18 y 25 años. El premio era disputar varias pruebas del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto 2006 al volante de un Fiat Punto HGT ¡con todo incluido! Lógicamente, aspirantes no faltaron. Nadie quería dejar escapar la oportunidad de ser piloto oficial… Iván intentó llevarse el gato al agua pero no lo consiguió «y solo hay que ver algunos nombres para hacerse una idea del nivel que había». El ganador fue Fran Cima y entre los finalistas estaban Iván Ares, Adrián Díaz o Pablo Pazó.

«Yo no gané la primera selección a la que fui y he conseguido ser Campeón de España», les decía Alberto Hevia -observador y monitor- a todos los participantes. Porque de iniciativas como esa, no solo sacan provecho los que triunfan. «Habíamos rodado con Pedro Burgo y recuerdo que le comenté que había hecho un diseño para el concurso que había organizado», cuenta el mayor de los hermanos Vázquez, «escogió nuestro diseño y fue con el que ganó el Rallye de Ferrol en 2006″.

Muy a groso modo, Iván empezó el camino para ser piloto de rallyes, diseñador y rotulista de coches de competición el mismo día. Ahora 15 años después, «gracias a la ayuda de la gente de Ares Racing en los comienzos con el Citroën Saxo y gracias a las horas que han gastado y siguen gastando los amigos y vecinos de ACJ Motorsport», tiene en el garaje de casa un Ford Fiesta R2 y su hermano es su copiloto. «Poco corremos porque el trabajo y el dinero mandan, pero cuando vamos a una carrera es muy raro que no estemos de primeros en la cola de las verificaciones para dejar el coche en la asistencia y ponernos a rotular algún coche de alquiler o colocarle a algún cliente nuevos patrocinadores… Por ejemplo, en el Rallye do Cocido del año pasado menos mal que nos llevó el coche a verificar el equipo de David Grandal porque no dábamos hecho», dice con tono agradecido. «Ya no solo es cuando corremos. Siempre vamos al límite. En el Rallye de Ourense 2015 tuvimos que rotular durante toda la noche del jueves el Renault Clio R3T de Gil Antunes que había llegado esa noche de Barcelona y a primera hora de la mañana tenía que estar preparado para el shakedown». 

Aunque no los conozcáis, estamos seguros que habéis visto más de una de sus obras. Han trabajado en el Peugeot 306 Kit Car de Manuel Senra, en el Ford Fiesta R5 de Iago Caamaño, en el Peugeot 208 R2 de Álvaro Pérez o en la gran mayoría de la flota de alquiler de AR Vidal Racing. Todo esto ha llegado después de que el Suzuki Swift con el que Esteban Núñez disputó la monomarca del Nacional de Asfalto en 2008 fue el primer coche que diseñaron y rotularon. «Nos lo trajo aquí a casa, sudamos… Ahora eso lo haríamos en tres horas de trabajo y sin que a ninguno de los dos nos caiga una gota», confirma el coruñés.

Haya los rallyes que haya antes de final de año, los de HVC Graphics todavía no saben decir si harán alguna aparición en 2020 o centrarán esfuerzos en próximas temporadas. De todas formas, si no corren juntos, siempre está ahí la posibilidad de ver a Diego de copiloto. Al margen de participaciones en el autonómico con varios pilotos, en 2017 disputó la Copa Kobe con Antonio Otero y en 2019 acompañó a Iago Gabeiras en la Beca R2. «Si llama alguien habría que estudiarlo. Hace falta mucho tiempo y lo primero es lo primero», zanja el hermano pequeño mientras está -cúter en mano- preparando unas pegatinas para unas llantas.

Los rotulistas que «hacen números» para ir a verificar…

About The Author
-