Si acabas en el podio en el Rallye Montecarlo, está claro que las cosas no te han ido mal… Pero para algunos fue incluso mejor de lo esperado.

Sebastien Ogier (Volkswagen Polo R WRC). Ganador

A Ogier le gusta ganar esta prueba más que ninguna otra, asegura wrc.com… y lo ha hecho en tres ocasiones seguidas, aumentando su cifra total de victorias a 33. Kris Meeke presionó durante las primeras jornadas y el francés reconoció sus esfuerzos. Cuando abandonó, le dejó una ventaja de casi dos minutos, lo que le permitió relajarse. Aparte de un toque en un puente el viernes, no tuvo muchos más problemas. Y remató su actuación con un anuncio sorpresa: ¡va a ser padre! Andrea, su mujer, está embarazada de su primer hijo. ¡Enhorabuena!

Andreas Mikkelsen (Volkswagen Polo R WRC). Segundo

Mikkelsen subió al segundo escalón del podio gracias a una inteligente elección de neumáticos. Optó por ruedas con clavos para la mañana del sábado y perdió más de un minuto en la primera especial, pero recuperó casi 45 segundos en la siguiente, llena de hielo y nieve. Al final, las diferencias fueron pequeñas… y, para qué negarlo, se benefició del abandono de Meeke.

Thierry Neuville (Hyundai i20 WRC). Tercero

El belga prometió que estaría en la meta y que lo haría lo más arriba posible en la clasificación general. Lo cumplió. Y eso que los dos primeros días no fueron muy buenos, ya que la suspensión de su i20 WRC no era todo lo firme que le gustaría (Dani Sordo se quejaba de lo mismo); esto es consecuencia de no haber realizado test previos sobre nieve. Sin embargo, cambió la configuración y escogió sus cubiertas de forma inteligente, lo que le permitió llegar a la última posición de podio ya el sábado… y mantenerla a pesar de los problemas en la transmisión que sufrió el domingo.

 

Foto: Volkswagen Motorsport.

 

Los pilotos del podio en el Rallye Montecarlo: así les fue. Hay sorpresa

About The Author
-