Iván Ares: la suerte viene y va

Después de haber sido Bicampeón Gallego de Rallyes, el piloto de Cambre dio el salto definitivo al Campeonato de España de Rallyes de Asfalto en 2015. Sin más recursos económicos que los justos, a Iván no le quedó otra que apostar por el Porsche 997 GT3 que todavía guarda en las instalaciones de Ares Auto, el taller que regenta en Carral, donde está afincado. Con la versión 2008 del modelo alemán, en teoría, menos competitiva frente a la 2010 que pilotaban los Miguel Fuster, Sergio Vallejo y Pedro Burgo, sorprendió y calló muchas bocas.

Prácticamente no tenía experiencia por España adelante pero en la primera mitad del calendario sólo dejó escapar un podio. Animados por cómo estaba yendo todo, los patrocinadores dieron el do de pecho y subieron a Ares y Bañobre en un coche idéntico al de los demás rivales cara a la segunda mitad. La operación coincidió con las vacaciones de verano del Nacional de Asfalto y, de esta forma, la gente del equipo Ares Racing decidió participar con la nueva máquina en el Rallye Cristian López Herrero en Sarón, a modo de test. Como cabía esperar al ser una prueba autonómica… ocuparon el primer puesto, antes de tener que mostrar y demostrar de lo que eran capaces en el Rallye de Ferrol.

No dejaron pasar la oportunidad. Sumaron todos los scratch, menos tres. “No me esperaba ganar aquí, estrenando el coche porque requiere una adaptación pero bueno, nos hemos adaptado muy bien”, decía el coruñés para rallyes.net TV. No le faltaba razón; en términos deportivos había sido claramente superior a los rivales y era para estar contento porque el líder del certamen, el alicantino Miguel Fuster, estaba a escasos puntos. Aún así, fue gracias a la suerte (en mayor o menor proporción siempre a favor de él aquella campaña) que saboreó el champán en la Avenida de Esteiro.

Por un error humano en la última asistencia, la monotuerca de la rueda delantera izquierda cayó. A pesar de que ocurrió a una centena de metros del parque cerrado, a punto estuvo de caer también la rueda. El que sería Subcampeón de España meses más tarde, notó una anomalía en la dirección y paró cuando ya veía el último control horario. En cuanto bajó del coche, y vio la situación, llevó las manos a la cabeza mientras venía corriendo por la calle un aficionado…

-“¿Iván, te caería esto allí atrás?

-¡Buah! ¡Buah!

Sin embargo, este año, cuando era el líder del Rallye de Ferrol acompañado de Jose A. Pintor y el Hyundai i20 R5, en el tramo de Valdoviño, octavo y penúltimo de la carrera, sin haber cometido ningún error, pinchó un neumático, curiosamente, el delantero izquierdo. En esta ocasión, tuvo que ceder, sin más remedio, la primera posición de la tabla de tiempos en favor de Pepe López, ganador a la postre.

La suerte viene y va…

Iván Ares: la suerte viene y va

About The Author
-