Uno de los pilotos de rallyes con más éxito de las décadas de los 60 y 70 ha fallecido a la edad de 79 años. Y desde aquí queremos rendir homenaje a Timo Makinen, parte del glorioso grupo que inspiró el término ‘finlandés volador’.

Para empezar, bajo estas líneas te dejamos un vídeo con uno de sus momentos más recordados, al volante de un Mini en el Mil Lagos de 1967, con el parabrisas destrozado tras un vuelco. Ganó, a pesar de conducir así durante 12 km del tramo de Ouninpohja. Pero hubo muchos más hitos, como recuerdan en wrc.com.

Makinen nació en Helsinki y su carrera deportiva comenzó en 1959, con un Triumph TR3: fue tercero de su clase en el Rallye de Finlandia. Poco después se sentaba en un Austin Healey 3000 y, más tarde, en un Mini Cooper. Él fue quien impulsó muchas de las victorias de este ‘pequeñín’ en años posteriores.

Precisamente fue con este modelo con el que subió a lo más alto del podio en su categoría el RAC de Gran Bretaña (1962), lo que le trajo como recompensa un programa completo al año siguiente. Su primer triunfo internacional llegó en 1964, en el Tulip Rallye de Holanda, con un Cooper S, pero la atención del público y los medios se materializó con su sorprendente victoria al volante de un Mini en Montecarlo, justo en la temporada siguiente. Un año después repetiría su hazaña, pero los organizadores de la prueba lo descalificaron, argumentando que los faros de su coche no se ajustaban al reglamento. Ya conoces esa historia.

En 1968 pasó a Ford, donde siguió sumando primeros puestos, y allí estuvo hasta 1977, para trabajar después en Toyota, BMW, Fiat y Peugeot (con la marca gala se especializó en los eventos de resistencia del campeonato, como Kenia o Costa de Marfil). Tras aquello, se retiró.

Aunque fue uno de los primeros integrantes del Salón de la Fama de los Rallyes de Finlandia, donde ingresó en 2010, Makinen también despuntó en el certamen de Turismos de su país (obtuvo el título tres veces) y en las carreras de lanchas. Ahora, el ‘finlandés volador’ sonríe desde algún sitio con tramos perfectos y coches que nunca fallan.

Nuestro homenaje a Timo Makinen (1938-2017)

Sobre el autor
-