De aquello hace ahora una semana. Viernes 13, 13:30 horas. Circuito del Jarama. Mientras Santi Cañizares ejerce de anfitrión y chofer VIP para algunos invitados del equipo Suzuki, la unidad que iba a emplear Miguel Fuster todavía esperaba en la asistencia a la llegada de su piloto. «Tardará», nos decían los mecánicos de AR Vidal, «tiene un buen gripazo encima y está descansando en el hotel». Y desde luego que lo tenía, aunque lo disimuló lo más que pudo -basta ver los cronos logrados hasta el momento de su abandono-.

«Sé exactamente el momento en el que lo cogí», nos aseguraba el alicantino en referencia a su proceso gripal y una vez completadas un par de vueltas de tanteo con el Swift S1600, para ver que todo estaba en su sitio. «El otro día estaba entrenando con la bici. Hacía algo de fresco, sudé mucho y de vuelta a casa noté ese momento en el que el cuerpo se destempla… pero nada, es lo que hay». Sin excusas, el cinco veces Campeón de España de Rallyes aceptó la invitación de Suzuki y se subió a la unidad libre del equipo para disputar un rallye que no entraba en su calendario… al menos no tras el título conseguido en Llanes.

miguelfuster-madrid

Lo ocurrido en la carrera ya es sabido por todos. Fuster abandonó por un problema de motor y no pudo sumar puntos para la marca; no obstante cierra un gran año, con un resultado excelente y a priori buenas perspectivas para la siguiente temporada. «¿Con qué correré?, no lo sé. Ahora mismo en el garaje tengo dos coches: el Porsche y el Mini, con el que podría participar como RRC. También está Roberto Méndez y la posibilidad del Ford R5, que a mí también me gusta. Pero todo dependerá de los patrocinadores y sus intereses. Si ellos quieren que sea con el Mini, será con el Mini; ¿con el Porsche?, pues con el Porsche. Lo de las nuevas bridas, y por lo que he podido escuchar, creo que no va a afectar tanto como dicen. Por lo que parece el coche perderá en torno a veinte kilómetros por hora de velocidad punta. Y si corremos todos igual pues corremos todos igual, no creo que vaya a afectar mucho… espero».

-Con cinco títulos, ¿Miguel Fuster sigue teniendo ansias de seguir ganando?- le preguntamos

-Más que nunca- responde sin pensarlo -tengo más porque ahora sí que veo más cerca el récord que tiene Puras (8 Campeonatos). Con cuatro títulos aún lo veías lejano, pero ahora con cinco creo que podemos seguir- sostiene el alicantino con la sonrisa en la boca y antes de asegurar, «ahora en serio», que su objetivo es seguir corriendo porque es un profesional de este deporte, porque es a lo que se dedica y porque seguirá al pié del cañón mientras esté rodeado de buenas empresas que se lo vayan permitiendo, «ganando e intentando vivir».

Eso sí, donde Fuster se sincera más que nunca es con la pregunta acerca de sus sueños por cumplir. «El mío en el mundo de las carreras lo he completado. He corrido con equipos oficiales, tengo títulos, me siento respetado… bueno, un sueño sería terminar en una marca oficial corriendo y ganando títulos… y no tendría por qué ser el absoluto, ¿eh? También me gustaría, cuando deje de correr, formar parte de un proyecto para seguir vinculado a este mundo y ayudar a quien pueda con mi poca experiencia y, por supuesto, que el Nacional de Rallyes vuelva a mi ciudad, a mi tierra. Es algo en lo que lo que estoy trabajando».

Curiosamente, la semana pasada en Madrid se rumoreaba que la vuelta de Alicante al Nacional podría ser un hecho en 2016; bien como preinspección, bien como sustituto de Cantabria si éste no consigue salir adelante…

 

 

Fuster: cinco títulos, un «gripazo» y varios deseos

About The Author
-