Entrevista a Manuel Aviñó: «Todas las pruebas no van a entrar en el segundo semestre»

Llegó a la Real Federación Española de Automovilismo en las últimas semanas de 2016 y solo tres años después le está tocando vivir una pesadilla que ni en el peor sueño hubiera imaginado. Manuel Aviñó habla con rallyes.net mientras teletrabaja -sin descanso- en plena crisis del coronavirus para intentar minimizar los estragos que pueda sufrir nuestro deporte. 

El valenciano ha comentado qué opciones tienen encima de la mesa para recomponer el calendario deportivo de 2020 o qué puede pasar con los proyectos de los jóvenes talentos –Efrén Llarena y Pep Bassas– que ya deberían haber empezado el ERC 2020 apoyados por una federación que, desgraciadamente, también ha optado por un ERTE a algún trabajador.

Pregunta: ¿Cómo está viviendo este confinamiento? ¿Dónde está y qué rutina está llevando? 

Respuesta: Estoy en casa con la familia. Evidentemente no he tenido tiempo para parar por la comunicación diaria con el consejo, con los organizadores, con los deportistas, con las federaciones, con los medios como vosotros… Todo esto me mantiene al teléfono continuamente y la verdad es que se me están pasando rápido los días y, por otro lado, las veces me está tocando hacer de profesor porque tengo un hijo pequeño que no tiene colegio y hay que asistirle también. 

En los ratos que me quedan subo a la cinta y hago un poco de deporte. 

P: ¿Qué es lo que más le está costando, personalmente? 

R: A nivel personal lo que peor se lleva es ver la cantidad de gente que está muriendo. Ahora mismo el deporte queda en un segundo plano.

A día de hoy llevamos más de cuarenta pruebas aplazadas o canceladas pero quiero pensar en positivo y creer que a partir de 2021 la cosa volverá un poco a la normalidad porque este año va a ser un año complicado, difícil… Pero insisto en que hay que mantener el tipo en esta situación.

P: Desde que está vigente el estado de alarma, me imagino que ya habrán sido muchas las reuniones telemáticas a las que ha asistido…  

R: Sí porque formamos parte también de la comisión ejecutiva del Comité Olímpico Español…

El 12 de marzo ya se comunicó que íbamos a trabajar desde casa y que nos veíamos obligados a cerrar las puertas y desde ese día estamos hablando por teléfono, haciendo videoconferencias y como comentaba antes, no dispongo de mucho tiempo libre.

P: Empezaron cancelándose los rallyes de marzo, después los de abril, y por último los de mayo. Aunque nadie sabe como va avanzar la situación, ¿cree que tendrán que hacer lo propio los calendados en junio o julio? Es decir, los calendados en la primera mitad de año

R: Todavía es muy pronto para saberlo. Estamos todos a expensas de ver cuándo se podrá hacer vida medianamente normal con cierta seguridad y a partir de ahí, y así se lo hemos comunicado a todas las federaciones, habrá que establecer reuniones con todas las organizaciones de las diferentes especialidades y tratar de diseñar un calendario que permita hacer las máximas pruebas posibles dentro de las posibilidades que tengan los equipos y los propios organizadores.

Desde luego es inviable pensar que van a entrar todas las pruebas en el segundo semestre porque eso seguro que no va a poder ser pero bueno, 2020 es un año circunstancial y que habrá que sacarlo adelante de la mejor manera posible… y ya pensar en 2021. 

P: Será imposible recolocar todas las pruebas en la segunda parte del año, tanto para equipos como para la afición o la propia RFEDA. ¿Qué se le pasa ahora por la cabeza? ¿Qué piensa que puede ser lo más favorable? Reducir el calendario a menos pruebas, alargar la temporada 2020 en los primeros meses de 2021… 

R: El presidente podrá pensar una cosa y luego tendrá que ser otra porque el calendario va a tener que salir del consenso de todas las partes. 

Puede haber pruebas que estén calendadas en el segundo semestre que por falta de recursos no podrán salir adelante, otras que cayeron del calendario por las circunstancias y tal vez se pueden colocar en esa fecha y luego, evidentemente, va a estar el número de pruebas que los equipos puedan soportar a nivel presupuestario. 

Esto no tiene que salir de la decisión del presidente sino del consenso de organizaciones y deportistas y hay que tratar de ser sobre todo sensibles con las circunstancias. No podemos tratar de meter ocho pruebas del CERA, por ejemplo, en la segunda parte del año. Esto sería una locura y poco saludable para el deporte.

P: Tomen la decisión que tomen, ¿todas las pruebas que estaban calendadas para 2020 mantendrán puntuabilidad para 2021?

R: Eso es una propuesta que ya se ha tratado en la comisión del CERA y, efectivamente, la idea es ser sensibles con las circunstancias y no penalizar a aquellas organizaciones que por las circunstancias que sean no hayan podido sacar adelante su prueba.

Vamos a ser sensibles con esto y no vamos a penalizar a nadie por este motivo. 

P: En líneas generales, ¿qué le comentan desde las distintas organizaciones? ¿Creen que serán capaces de sacar adelante los rallyes o están en la cuerda floja?

R: En líneas generales el balance es positivo. Hay inquietud en la participación que pueda haber pero las pruebas del CERA parece que están todas bien atadas, aunque también es verdad que todavía es pronto para saberlo porque tenemos que estar en lo que hay estar, que es en la salud y en salvar vidas.

Cuando todo esto vuelva a la normalidad, que esperemos que sea pronto, pues habrá que ver los compromisos a nivel de recursos y de patrocinios que existían… y si se mantienen o no. Pero en general las sensaciones son buenas. Sigue habiendo mucho optimismo por parte de las entidades organizadoras pero insisto, todavía es pronto para hacer una valoración.

El otro día en un vídeo que yo publicaba comentaba que da la sensación que han pasado meses y llevamos unos días. Unos días que han trastocado toda la economía, la vida de todos nosotros y que, de alguna forma, se hacen angustiosos por el hecho de estar en casa encerrados pero hay que mantener la calma y pensar que todavía nos quedan muchos días por delante y cuando todo esto pase, será momento de hacer valoración. 

P: En el Nacional de Asfalto tenemos la Copa Suzuki y este año empieza la Copa Renault. Son marcas, para ellas no deja de ser una actividad de marketing y han tenido que cerrar fábricas, concesionarios… ¿Ha hablado con alguna marca? ¿Podrán seguir con los planes deportivos?

R: Los coches y las piezas de recambio es verdad que se han dejado de vender pero en cuanto la marcha se reactive habrá que volver a vender y la vida continuará.

De momento no tengo feedback negativo por parte de las marcas pero insisto en que han pasado pocos días. Es pronto para hacer una valoración y en cuanto echemos a andar estaremos en capacidad de poder responder a preguntas más concretas.

P: Los ERTE desgraciadamente están al orden del día. ¿Estudian un ERTE o alguna otra medida extraordinaria en la RFEDA? 

R: Ya se han aplicado medidas extraordinarias encaminadas a reducir los costes federativos hasta que esto vuelva a remontar y se ha trabajo un ERTE y otras medidas que no se pueden desvelar por respeto al personal. Pero sí, ya hay un ERTE aplicado a varias personas.

Por otra parte, yo me he aplicado una reducción importante en mi salario y estamos intentando negociar con todos los proveedores y servicios que tenemos para dejarlos en standby a la espera de que podamos volver a retomar la actividad. 

P: Todavía es muy pronto pero personalmente, ¿cómo prevé que pasará factura el coronavirus a los proyectos del Rally Team Spain en el ERC?

R: Esperemos que poco. Todo está atado y firmado pero es pronto para saber cómo puede afectar esta situación pero yo quiero pensar que todos vamos a ser sensibles; incluso los propios patrocinadores y las propias instituciones. 

De la misma manera que comentábamos que tal vez hay que hacer un calendario más reducido, es posible que los recursos se vean también algo mermados, pero creo que toda va a ir en sintonía e iremos sacándolo adelante. Aunque sea con un programa reducido.

P: Por último, ¿qué mensaje lanzaría el Presidente de la Real Federación Española de Automovilismo en estos tiempos tan difíciles?

R: El mensaje es el común de todo el mundo: hay que estar en casa.

Da la sensación de que esto poco a poco va a ir pasando y hoy (3 de abril de 2020) despertamos ya con buenas noticias porque parece ser que en Estados Unidos ya han encontrado algo. Hablaban de un parche que ya habían probado con animales y que tenía un 100% de efectividad así que estoy convencido que antes o después, vamos a salir de esta.

También estoy convencido que de la misma forma que ha caído la economía vamos a solucionarlo en 2021. Pero ahora lo que toca es quedarse en casa, cada uno desde su posición, y está visto que en estos momentos solo funciona el confinamiento y la responsabilidad de parar este virus es de todos. Así que hago el llamamiento a que todos nos quedemos en casa. 

Entrevista a Manuel Aviñó: «Todas las pruebas no van a entrar en el segundo semestre»

About The Author
-