La cifra, desde luego, ya empieza a asustar, aunque parece que Petter Solberg todavía no ha encontrado el límite. Un título en rallyes, dos en rallycross; el último conseguido este fin de semana en Argentina, donde el noruego partía con una ventaja de 26 puntos frente a su principal rival, Timmy Hansen. La situación permitía al Petter prácticamente hacerse con el título a poco que lograse clasificarse para las semifinales del domingo. Y Solberg no solo hizo eso sino que alcanzó la tercera plaza en la gran final, por detrás de los suecos Robin Larsson y Mattias Ekstrom. El fin de semana no fue nada fácil, con un piso que los propios pilotos aseguraban que se asemejaba a correr en hielo.

Mucho mérito el del tricampeón mundial pues, como bien reconoce, «no es nada fácil ganar un segundo título aquí. El rallycross está lleno de pilotos con mucho talento». Una horda de jóvenes -apuntamos- que si ya este año han puesto las cosas difíciles al veterano campeón (41 años), qué no harán la próxima temporada con la lección aprendida. Como ejemplo, basta señalar que a lo largo de la temporada se han registrado hasta ocho vencedores diferentes, siendo el sistema de puntuación de este certamen uno de los valores que facilitan el espectáculo en las carreras y la igualdad entre los participantes en la clasificación final.

Mientras tanto, el rey de la expresividad vuelve a celebrar un nuevo título y a demostrar que aún siendo uno de los equipos más pequeños del campeonato, todavía tiene carrete para largo. De hecho, al finalizar la prueba celebrada en el circuito de Rosario, Solberg ya adelantaba que tiene por delante varias reuniones, «también con varios constructores». Vamos, que en 2016 puede haber sorpresas.

 

 

El noruego de los tres mundiales

About The Author
-