Brais Noval de Siroco Narón: «Vamos a tener un coche 0 en cada tramo para intentar relanzar las salidas»

Un rallye como el Cidade de Narón obliga a la gente de la organización a trabajar prácticamente todo el año, pero lo realmente duro uno lo encuentra en los últimos tres o cuatro últimos meses y ni que decir tiene que los días previos son toda una locura. Sobre todo al nivel de un certamen autonómico, en el cual reina lo amateur y más en tiempos de crisis. «Ahora mismo estoy marcando en el tramo espectáculo donde van a ir las chicanes». Estas fueron las primeras palabras que pronunció Brais Noval, jefe de seguridad de la carrera gallega, cuando lo llamamos durante la tarde noche del miércoles. Para los que no lo conozcáis, empezó con nueve años anotando los tiempos en la tabla del control stop y ha pasado por todos los puestos que hay en un tramo, hasta llegar a ser uno de los pocos cabecillas que tiene esta prueba. «El día del rallye somos como doscientas personas pero el rallye lo montan cuatro, en realidad. Hay cuatro personas que somos los que de verdad andamos a vueltas por ahí y el día de la carrera sí que tenemos que agradecer mucho porque sin nadie no podríamos hacerlo, pero cada día es más difícil conseguir gente que se involucre, que asuma responsabilidades…», empezó comentando.

Y cualquier escudería, pero en este caso la Siroco Narón, no solo tiene que centrar esfuerzos en la propia carrera (confección de la lista de inscritos, búsqueda de tramos…) sino que la mayor parte del tiempo la consume la parte burocrática con instituciones y administraciones. Esto ha sido así desde hace muchísimo tiempo pero quizá en los últimos años haya surgido una nueva problemática. «Muchas veces tienes que hacer una solicitud telemática y te encuentras con que no te llega ni un resguardo ni un recibí ni sabes a quién te puedes dirigir para saber si llegó la documentación y te quedas ahí con la incertidumbre. Pasan las semanas y el último día te viene un informe negativo y no te queda otra que solucionar el problema porque ya no sabes con quién hablar. Y este es el problema que hay hoy en día», comentó. «Como este año, que hemos tenido que acortar a última hora el tramo de A Queiroga porque parte del recorrido pasaba por una zona protegida».

En esta línea, el hecho de que el recorrido apenas cambie de una edición a otra tiene un fundamente sencillo: evitar problemas. «Aquí los ayuntamientos no son patrocinadores; son colaboradores. Aquí no nos pagan pero por suerte nos dejan pasar. ¿Qué sucede? Si hacemos un tramo nuevo, los entrenos ilegales acaban quemando a los vecinos, se acaban quejando y, evidentemente, no nos dejan volver a pasar por allí porque tienes a la gente atemorizada un mes antes. Cada vez estamos haciendo el rallye más parecido porque nos estamos quedando sin campo de trabajo. Hay cuatro zonas que ya están acostumbradas y casi nos invitan a ir por allí», explicó. La mayor dificultad la encuentran en el presupuesto. «Todo es mucho más caro que antes. Hay cosas que tienes que pagar obligatoriamente y no tienes donde elegir. Si hubiera un poco de libertad se podían conseguir bastante más baratas o incluso hacerlas uno. Cada vez es más complicado juntar el presupuesto», añadió.

Como novedad, la cuarta prueba del Campeonato Gallego de Rallyes 2019 estrenará formato. Tres tramos a triple pasada. Algo que tiene muchas ventajas pero también unas dificultades que hay que estudiar tranquilamente. «Lo que conseguimos es que evitamos el parón del mediodía porque muchos rallyes ya empezaban la tarde con retraso. Así los cronometradores, radioaficionados… ya no tienen que desplazarse del tramo de la mañana al de la tarde y no tenemos ese parón que llegaba a ser de cinco horas. Además ya no tienes esa parada de la que se quejaban los participantes. ¿Inconvenientes? Que las pistas, sobre todo las de esta zona, se van a romper, que los vecinos van a estar cortados todo el día, aunque les abrimos mínimamente, y que es más difícil porque si antes teníamos dos equipos (uno en cada tramo) ahora tenemos que tener tres. Y eso también implica un mayor coste porque tienes que contratar más ambulancias, más grúas, pagar más licencias…», desarrolló. «Al final el rallye te sale en torno a un 40% más caro que antes».

Con todo este esfuerzo detrás, no han querido dejar nada al azar y van a intentar que los 130 participantes corran todos los kilómetros. «El sábado por la noche estaríamos satisfechos si podemos hacer el rallye completo, sin interrupciones. Y si hay que hacerlas, poder solucionarlas rápido y relanzar las salidas. Hasta vamos a tener un coche 0 en cada salida para intentar si hay un problema y tenemos que estar veinte minutos, media hora o el tiempo que sea necesario, que todo el mundo pueda correr. Delante del primero que le toque salir, va a salir un coche 0 de la organización para avisar a la gente y ver que todo está en orden. Vamos a intentar que todo el mundo corra y si conseguimos hacer esto, sería motivo para estar satisfechos», expuso. Pese a todo, están convencidos de que esta nueva solución, ya aplicada en el Rallye Rías Baixas, necesita un periodo de ensayo-error para ver si puede ser la línea a seguir o hay que cambiar el rumbo.

En cualquier caso, como de costumbre, más allá de detalles técnicos y de la propia competición, Brais también ha destinado unas palabras a la afición que el sábado vaya a estar presente en las cunetas de Cerdido, A Queiroga y Ferreira. «Narón siempre se ha caracterizado por ser demasiado rápido y muy ciego… Para el público pues es un poco complicado porque son zonas ciegas y es inviable ver medio kilómetro de tramo como sí pasa en otros rallyes. Ves la curva en la que estás y lo único que pediría es que tengan sentido sentido común, es un deporte de mucho riesgo y como digo, aquí la velocidad es altísima y que intenten ponerse en sitios elevados», zanjó.

Brais Noval de Siroco Narón: «Vamos a tener un coche 0 en cada tramo para intentar relanzar las salidas»

About The Author
-