Los 90 coches que tomarán la salida en el Rallye Montecarlo contarán con las últimas evoluciones permitidas por la normativa, ya a la espera del cambio que se producirá en 2017. Los vehículos del WRC 2016 darán paso a los más potentes, anchos y ligeros construidos jamás bajo el reglamento técnico de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo), explica wrc.com.

Este año, las máquinas que emplearán los pilotos muestran los mismos fundamentos que en 2015, pero los equipos han tenido margen desde el final de la temporada para mejorarlas. Hay actualizaciones en la puesta a punto de las suspensiones o en la distribución del peso, que quizá no parecen grandes cambios, pero traerán resultados notables. Se trata del sexto año desde que se introdujeron las normas actuales, así que estos coches tendrán las últimas evoluciones de su generación, por decirlo así. No van a conseguir nada más rápido que esto.

Por si lo dicho hasta ahora no fuera un poderoso aliciente, Hyundai se ha desmarcado con otra estrategia: estrena un i20 WRC completamente nuevo. Con él ha realizado más de 8.000 km de test y ahora, por fin, debuta en Montecarlo. Se espera que sea rápido desde el principio… Ojalá, ya que sólo «vivirá» un año antes de ser sustituido.

También se han dado evoluciones entre los WRC2, donde habrá no menos de cinco marcas en la primera prueba. Todo parece indicar que los protagonistas serán los Ford Fiesta de M-Sport y los Fabia de Skoda (ganadora del Campeonato de Constructores en este apartado), pertenecientes a la clase R5.

Así son los coches del WRC 2016

About The Author
-