Y entre estos estás todos los que son y son todos los que están. Nadie va a faltar a la cita con el Rallye Rías Baixas; por supuesto mucho menos quienes están luchando por un título que hasta el momento tiene muy de cara Miguel Fuster. A victoria por participación, el Rías Baixas puede ser clave en este sentido, a la espera de lo que puedan hacer Iván Ares, Pedro Burgo y, por supuesto, Sergio Vallejo.

Correr en su tierra es un aliciente para cualquiera de los tres gallegos; dos de ellos lanzados tras los buenos resultados cosechados en este arranque de temporada y el tercero, Vallejo, en una prueba que siempre se le ha dado bien; de hecho cuenta con dos victorias consecutivas en las dos últimas ediciones. Así que el duelo está servido, más aún con un Alberto Meira (Mitsubishi Evo X) con ganas de desquitarse de muchos sinsabores pasados… y de un arranque de temporada en el Campeonato Gallego de Rallyes que no ha sido el esperado.

En general los tramos del sur de la provincia de Pontevedra ya no tienen ni el piso ni la rapidez de las citas insulares o de Córdoba, por lo que este bien puede ser un rápido sondeo de lo que pueda pasar a partir de ahora: o la cosa se equilibra y albergamos algún atisbo de esperanza, o a lo mejor Fuster ya podría empezar en breve a hacer la goma con el pelotón del Nacional.

Y si allí arriba las cosas están como están, con permiso de los Suzuki Swift S1600 (Vinyes está inscrito y Hevia en la recámara) no podemos olvidarnos del interesante frente de batalla que se presenta entre los R2. Porque a lo visto en Córdoba, con Victor Senra entonado a los mandos del que ya es su Peugeot 208 y Esteban Vallín muy fuerte con el Opel Adam, tratando de no peder comba pero tampoco de complicarse la vida (… y lo puntos), ahora habrá que sumar a Pablo Pazó, cabeza de cartel del Rallycar R2 Team que a buen seguro tratará de compensar la diferencia de potencia entre su Fiesta y los R2 más modernos con el conocimiento de un terreno que para él como salir por la puerta de casa e ir a buscar el pan.

Superado ya el lógico proceso de adaptación, esta es la primera prueba de fuego para el vigués en la categoría… en la que también se dará continuidad al duelo de chicas no resuelto tras el prematuro abandono de Amalia Vinyes en Gran Canaria y su forzada ausencia en Sierra Morena.

La Clio R3T Trophy ibérica se estrena aquí… con solo dos integrantes. Tras los primeros kilómetros de adaptación, Fran Cima tendrá la oportunidad de medirse con el portugués Joao Ribeiro, buscando esa plaza para la final de 2016 en el Rallye Monte Carlo.

Por lo demás, la siempre nutrida presencia de equipos locales (donde, entre otros, veremos a Fernando Silva con el M3 que usarán los Vallejo en Trasmiera, o a Eva Costas con el Aygo de José Calvar reconvertido a asfalto) completa la lista hasta los casi ochenta participantes… sin duda se nota la baja de la Copa Suzuki Swift que junto con la Dacia Sandero Rally Cup aportan un nutrido grupo de vehículos a cualquier inscripción que se precie.

Hoy se ha llevado a cabo la presentación oficial de la 51 edición del Rallye Rías Baixas y pese al escaso apoyo económico del ayuntamiento de Vigo a esta prueba, la escudería ha seguido mostrando su convicción de que la carrera regresará a la ciudad a la que ha estado vinculada desde sus inicios.

Toda la información de la prueba en www.rallyeriasbaixas.com

 

 

73 equipos para empezar el periplo gallego del Nacional de Rallyes

About The Author
-