Entrevista a Roberto Blach: «¡Menos mal que los R5 no corren!»

Nacido el 16 de febrero de 1996 en Arteixo, Roberto Blach Núñez pertenece a la generación millennial y ya no es futuro sino presente de los rallyes de nuestro país. Está llamado a ser, más pronto que tarde, parte de la flor y nata del Campeonato de España de Rallyes… o quién sabe si de algún certamen internacional. El tiempo dirá. De momento, ya tiene asegurado un proyecto a nivel ibérico con un Citroën DS3 R5 para 2019.

La presentación oficial tuvo lugar el pasado domingo en el Salón del Automóvil de Competición de Gijón, donde le robamos una decena de minutos al mediano de la saga Blach a pie de pabellón…   

Pregunta: Aquí estás. Cinco años después de haber cumplido la mayoría de edad y empezar a correr en rallyes, presentas un programa con un coche de primer nivel, un R5. ¿Qué valoración haces de lo conseguido hasta ahora?

Respuesta: Han sido años muy buenos, he aprendido mucho. Está claro que en los rallyes hay buenos momentos y malos, sobre todo creo que hay más malos que buenos… Pero estoy muy contento porque he conocido a mucha gente, muchos lugares… y he crecido como persona y piloto.

Lo más importante que he hecho en mi carrera fue el año pasado ganar la Peugeot Rally Cup Ibérica y el Campeonato de Europa y estoy muy contento. Ahora toca seguir aprendiendo, aún soy joven, tengo 22 años. Tengo que seguir aprendiendo y creciendo como persona y piloto.

P: El año pasado un accidente de tráfico te amargó el final de temporada. ¿Ya estás recuperado al 100% físicamente?

R: Sí. La verdad que el año pasado lo pasé muy mal en los rallyes que corrí después del accidente porque no estaba para correr. ¿Qué pasa? Que como me veía primero de la copa arriesgué y al final me salió bien. Ahora mismo ya estoy prácticamente recuperado, aún tengo algunas molestias de los huesos rotos pero ya he empezado con el gimnasio, tengo un entrenador personal… Para el primer rallye que vamos a correr, que va a ser el de Córdoba, voy a estar al 100% seguro.

P: Más allá de alguna nueva incorporación como Blendio, patrocinadores conocidos y habituales en tus coches. ¿Ha sido un invierno de muchos números y trabajo o todo ha salido rodado? Me refiero a si siempre fue una prioridad conseguir un proyecto así o por la contra, todo ha ido sobre la marcha. Cuéntanos…

R: Había varias opciones. Estaba la opción de correr la Beca R2 pero teníamos el premio de una carrera con el R5 y si hacíamos un programa de cinco o seis rallyes, uno ya lo tendríamos. Pienso que es muy vendible que un chaval con 22 años corra con un R5 porque es algo que en España no se ve mucho. Somos de los pocos que lo vamos a poder hacer. A mí me preguntaban y claro, es mejor correr con un R5 que con un R2.

Sabíamos que necesitábamos apoyos. Agradecer a Blendio que nos está echando una mano bastante fuerte y también a los patrocinadores que ya estaban, que se han comprometido a ayudarme más. Gracias a ellos salió la opción de poder comprar el coche. También dar las gracias a Sports & You, a Pedro Fontes, porque se ha portado de diez conmigo y me ha ayudado en todo lo que ha podido. Gracias a todos ha sido posible.

P: Hace unas semanas pudiste hacer los primeros kilómetros con el coche en Portugal. ¿Sensaciones, resumen general…?

R: Las sensaciones fueron muy buenas, mejor de lo que esperábamos para ser la primera vez con un R5. Hasta el ingeniero nos dijo que no era muy normal que hubiese ido tan bien siendo la primera vez pero bueno, sabemos que es todo muy diferente, muy complicado. Al final en un tramo donde das varias pasadas ya vas rápido, ahora lo complicado va a ser en Córdoba en el primer tramo ir rápido. Es todo nuevo para mí.

Todo fue muy bien pero tenemos los pies en el suelo y sabemos que este año es completamente de aprendizaje.

P: ¿Qué fue lo que más te llamó la atención en un primer momento?

R: Normalmente dicen que los R5 no corren, que no corren… Yo dije: ¡menos mal que no corren! Claro, en comparación con el R2 la potencia es muy grande. Me sorprendió también el paso por curva porque hay algunas curvas a las que puedes llegar 20 km/h más rápido con el R5 que con el R2, y antes no podía pasarlas a fondo porque el coche no me lo permitía y ahora sí.

P: Por la contra, ¿hubo algo que te dio quebraderos de cabeza? Quizá de puesta a punto…

R: No porque la verdad el segundo día empezamos con un set-up básico de Citroën. El que tiene ahora no es copiado ni de Pedro Fontes ni de Pepe López, es uno que hice yo, con el que voy muy cómodo. También gracias al ingeniero que me estuvo ayudando y asesorando en todo momento. Voy muy a gusto con el coche, aunque supongo que cuando vengan los rallyes del norte, que agarran menos y son más estrechos, tendremos que ir cambiando cosas…

P: Estáis un poco de la mano de Sports & You. Supongo que esto tiene mucho de bueno, ¿no?

R: Sí. Estar al lado de Fontes y todo su equipo, que es el mejor de Portugal, es una ayuda muy grande. Es la gente que más sabe de este coche. Son equipo Citroën oficial en Portugal y Pedro ha sido Campeón de Portugal con el DS3, así que quién mejor que él para conocerlo. La verdad, me está asesorando muy bien y me está ayudando en todo lo que puede. Solo tengo palabras de agradecimiento para él y su equipo.

P: Podemos ver alguna que otra pegatina del preparador portugués en los espejos, alerón… ¿Serán ellos lo que gestionen el apartado técnico, los que hagan la asistencia?

R: A día de hoy no sabemos todavía quién se va a encargar de todo eso. Creo que va a ser un equipo español pero como aún no tenemos nada confirmado tampoco te puedo decir porque a lo mejor te digo uno y luego es otro.

P: Haréis el Trofeo de Europa Ibérico y alguna prueba más del Campeonato de España. ¿Objetivo?

R: El principal objetivo es aprender, sobre todo aprender. Sabemos que con el ritmo que podamos tener seguramente nos clasifiquemos para la final del European Rally Trophy y como es a final de año, ya tendré más kilómetros con el coche. Si se puede luchar por la victoria bien, si no se gana no pasa nada porque este año es para aprender. El año que viene a lo mejor nos planteamos ganar algo pero esta temporada con tal de aprender y no chocar, ya estamos más que satisfechos.

P: ¿Habéis barajado algún otro proyecto con este coche o siempre habéis tenido el ERT y el CERA en el punto de mira?

R: Al final también ha ayudado mucho la Challenge R5 que Pedro Fontes va a hacer para los DS3 y 208. Eso nos dijo que corriendo carreras en España y Portugal la podíamos correr… Al final tienes que correr donde te ayudan. Donde no hay premios es un poco ir a gastar el dinero, yo lo veo así.

P: ¿No se os pasó por la cabeza el Súper Campeonato de España?

R: No porque no tenemos el kit de tierra de este coche, que es muy caro. Como ya vamos justos de presupuesto nos era inviable comprarlo y ya lo descartamos desde un primer momento.

Sí que me gustaría correr en tierra porque el año pasado corrí cuatro rallyes y vi que mejoré mucho y me gustaría seguir aprendiendo. Con el R2 en asfalto ya íbamos muy rápido pero en tierra me faltaba algo. Me gustaría pero bueno, al final hay que priorizar. El equipo ve que es más factible el asfalto y eso es lo que vamos a hacer.

P: Decíais antes cinco o seis carreras. ¿Son las que están cerradas?

R: De momento sí. Ojalá venga algún patrocinador o alguien que nos pueda echar una mano pero esto es muy complicado y ya sabes como va. Ojalá a mitad de año un equipo se interese por mí o quiera ayudar a un chaval joven y me eche un cable. Yo encantado de poder correr más.

P: Tu padre siempre está ahí, es tu mano derecha. Pregunta obligada. ¿Qué es lo que más te está repitiendo en estas semanas previas al inicio?

R: Nada en concreto. Él lo que me dice es que ya sé lo que tengo que hacer y que tenga cabeza. Me dice que haga lo que sienta porque sí que hay mucha gente que me dice que no puedo chocar, no te centres en peleas estúpidas… Él al final me dice que ya soy mayorcito, que ya sé lo que tengo que hacer. Siempre me da buenos consejos y me dice lo que él haría pero algunas veces lo que él dice y lo que yo pienso… no coincide. 

P: Tu objetivo es ser piloto profesional. Este es un paso más pero todavía toca seguir cargando paquetes en la empresa familiar, ¿no?

R: Sí, de momento sí. Desde que empecé lo digo. Para mí esto es como un trabajo, trabajar en lo que me gusta. Me esfuerzo siempre al máximo, doy el 100% con el fin de poder vivir de esto. En el momento que vea que no es posible, lo dejaré. No al 100% sino que correré un par de carreras pero yo no quiero correr rallyes para pasármelo bien, quiero correr y vivir de ello. Es lo que me gusta.

De momento me toca levantarme a las cinco de la mañana todos los días y tirar paquetes. Tenemos una progresión buena, vamos por el buen camino y lo veo factible, no para ahora mismo, pero creo que soy uno de los pilotos jóvenes de España que más está destacando. Si algún día viene un equipo oficial o monta alguien un equipo supongo que nos tendrá en el punto de mira.

P: Este proyecto del R5, aunque me imagino que será pronto para decirlo, ¿qué continuidad tiene?

R: Nosotros siempre que hacemos un proyecto nuevo como es ahora el del R5 o fue en su día el del R2, siempre es un proyecto a tres años. Pudiendo ser que a lo mejor el año que viene no puedo correr por cualquier circunstancia, es un programa a tres años. La primera temporada buscamos aprender, la segunda estar ahí y la tercera ganar. Intentaremos dentro de tres años ganar lo que estemos corriendo ya sea el Campeonato de España o lo que sea.

P: Por último, el Campeonato Gallego de Rallyes empieza en tu ciudad, A Coruña. Has dicho que empezarás en Córdoba pero, ¿hay alguna opción de verte por allí? ¡Corriendo, claro!

R: No. Ojalá. Me gustaría mucho correr el rallye casa pero es inviable. Tenemos el presupuesto muy justo para correr esas cinco o seis carreras y sería quitar el dinero de ahí para hacer algo que no nos puntuaría para nada, entonces lo tenemos que descartar. Me da mucha pena porque el rallye de casa siempre lo quiero correr pero tendrá que ser más adelante.

Entrevista a Roberto Blach: «¡Menos mal que los R5 no corren!»

About The Author
-